arte

El 'do it yourself' en el diseño existe: se llama El Rapto

  • El estudio granadino lleva cuatro años en activo sin perder su esencia 'underground'

  • El Guerrero exhibirá sus trabajos durante el Festival de Artes Contemporáneas

Diseñan camisetas para Dellafuente mientras colaboran con prestigiosas instituciones como la UGR y galerías de arte contemporáneo de la talla de JosédelaFuente en Santander. El Rapto se puede considerar uno de los estudios de Granada más interesantes en cuanto a estética y filosofía de trabajo, y sólo hay que cruzar sus puertas para averiguarlo. Patricia Crespo y Miguel Alen, los dos artífices del proyecto, me reciben en el multidisciplinar espacio ubicado en calle Arabial con un café en la mano y un cigarro en la otra. Ambos cuentan que abrieron el negocio hace cuatro años -dos bajo el nombre de El Rapto- sin ningún tipo de pretensión. "Lo único que teníamos claro es que no queríamos hacer camisetas para bares", reconoce Crespo entre risas. Alen aclara: "Somos una especie de asesores artísticos".

El estudio ha trabajado para músicos y bandas tan conocidos como Dellafuente, Pelayo Fernandez Arrizabalaga, Los Planetas, Guadalupe Plata y Al Supersonic & The Teenagers. El Rapto se ha encargado principalmente de diseñar algunas de sus camisetas, parches y vinilos. Entre los artefactos artísticos más atractivos está el Guadalupe Plata Mojo Pack, "una caja especialmente diseñada para contener un pin, un parche, pegatinas y ocho cromos del grupo, así como una reproducción en resina de un hueso de gato. El objetivo era representar el clásico mojo heredado de la cultura afroamericana y usado como conjuro y objeto fetiche por los bluesman del delta del Misisipi", se lee en su web.

Se sienten "muy cómodos" colaborando con ellos porque tienen bastante relación con este campo artístico. Sin ir más lejos, Alen es el bajista de la banda granadina de punk La URSS. "Me vine a esta ciudad precisamente por el grupo", señala mientras guiña un ojo.

El Rapto colabora de manera asidua con instituciones de prestigio como la galería de arte contemporáneo Josédelafuente, que entienden la edición artística como una forma de exposición, y la UGR, en concreto la Facultad de Bellas Artes, quien le encargó desarrollar la identidad corporativa del Festival de Artes Contemporáneas FACBA, donde presentarán sus diseños esta edición en el Centro Guerrero. Sin olvidar su trabajo para el seminario sobre performance, lenguaje y edición Bastard Scene.

Uno de sus proyectos más importantes, el catálogo de la exposición Frior del escultor José Luis Vicario, se está vendiendo ahora mismo en la Printed Matter de Nueva York, una organización líder en el campo de la difusión, la comprensión y la apreciación de libros de artistas a nivel mundial.

El Rapto se considera además de estudio y taller de diseño y serigrafía, un espacio donde convergen artistas de todo tipo. Músicos, ilustradores, videográfos. Todo cabe bajo el paraguas de la cultura underground, el arte contemporáneo y la música más callejera. "No sólo queríamos llevar a cabo proyectos que nos interesaran, sino también agrupar a un grupo de creadores jóvenes con talento -entre los que se encuentra Derek V Bulcke y el colectivo Caballito-. Lo estamos consiguiendo. Ahora somos unos ocho. Ellos propician que nosotros mismos impulsemos proyectos mientras hacemos otros como encargo", explica el diseñador sevillano afincado en Granada desde 2009.

Los nexos comunes entre todos ellos son el diseño, el arte y diseño contemporáneos, la producción editorial, la serigrafía y su implicación en la vida cultural de la ciudad. "Eso mismo hace que tengamos una identidad, porque los proyectos no siguen siempre una línea clara", reconocen los dos fundadores de El Rapto. Además, suelen hacer cosas que se salen de lo comercial y entroncan con lo underground. "Nos ha sido fácil porque al tener una estética marcada, con unos intereses claros, la gente que ha acudido a nosotros sabe quienes somos", explican.

Cuando se les pregunta si tienen alguna predilección por un material para diseñar, Crespo contestan en seguida muy confiada: "Una hoja en blanco. (Silencio). Nos salen cosas más interesantes trabajando con materiales que están a nuestro alcance y no con materiales súper caros". Además, se implican en el desarrollo y acabado del producto y no sólo en diseño digital como hacen otros estudios. "El ordenador no resta creatividad, de hecho hay un montón de herramientas en internet, pero tenemos que seguir en contacto con los materiales", afirman.

En cuanto a filosofía de trabajo -y de vida-, se quedan con la enseñanza de los grupos de punk primigenios, es decir, el hazlo tú mismo. "Eso es lo que hemos aprendido desde que salimos de la carrera", aseveran. El do it yourself en el diseño existe -y triunfa-: se llama El Rapto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios