Antonio Carvajal

Caballerías

El cerco sosegaba, y la caballería / a vista de las aguas descendía". Como poeta y buen español, llevo en mí un lector de la poesía de Juan de Yepes, a cuyas Canciones entre el Alma y el Esposo corresponden los versos con que comienzo mi prosa, y un arbitrista, "persona que inventa planes o proyectos disparatados o empíricos, para aliviar la hacienda pública o remediar males políticos" como define la Real Academia.

Mi amor a la capital me obliga a mirarla con desazón, sobre todo si en su rumor se percibe el redoble del jinete "tocando el tambor del llano" (leo a Garcilaso, Aldana, Lorca y Muñoz Rojas, y por ellos sé que el jinete, según la Real Academia "del árabe zanati o zeneti, individuo perteneciente a una tribu berberisca famosa por su destreza en la equitación", en sus acepciones cuarta y quinta da el concepto poético y exacto: "Caballo castizo y generoso, a propósito para ser montado a la jineta").

Tiene mala suerte Granada con los caballos. Vino un príncipe árabe, le regaló una pareja a Díaz Berbel, y el macho hizo una exhibición fálica ante el maravillado público de la plaza de toros, y en Corpus. Se le ocurre a Pérez Villalta travestirse de zenete, gusta a concejales socialistas cultos, lo elevan en bronce nocturno, un periódico fabrica una polémica falsa, gusta a la mayoría de propios y extraños una vez encaramado sobre la fea fachada del ayuntamiento, le cuesta la alcaldía a Pepe Moratalla, y ahora viene, no sé si desde Píñar o los Ogíjares, el otro Pepe y se acuerda de que hizo una promesa electoral y decide cumplirla... un mandato después.

Por mí, queda dispensado y prefiero que cumpla otras que deja en olvido: cumplir y hacer cumplir la Constitución (que es un texto legal y no el yermo de las almas en que ha convertido la avenida) y procurar el bienestar de todos los granadinos. Aplique el alcalde el dinero que piensa derrochar por capricho en mejorar las zonas degradadas de la ciudad, que no son pocas, o en bienes comunes, y déjese de podiadas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios