Lapidario

Convergencia desembarca

HUBO un tiempo en el que los partidos locales florecieron como setas. Los solían liderar políticos rebotados que aprovechaban su tirón popular para ganar varias actas o en algunos casos hasta alcaldías. Con el tiempo cayeron los más polémicos -recuérdese el GIL- y el panorama derivó hacia el bipartidismo. Pero subsisten formaciones al margen de la tendencia general, y su peso no debería desdeñarse. En la Costa Tropical puede ser decisivo el de Convergencia Andaluza, que en rigor no es localista y tampoco autóctona, porque nació en Algeciras y presentó listas en varias provincias en las municipales y en las autonómicas. Aquí, su único referente era Benavides, en Almuñécar. Pero ahora está Rubiales en Motril y se espera a Ruiz Cobos en Salobreña. Convergencia no ve terreno para crecer donde nació, pero sí lo observa aquí, de ahí que ganar la Costa sea su objetivo fundamental. No hay poco en juego: tres ayuntamientos punteros, una Mancomunidad y hasta la llave de la Diputación. Y dicen que van a por todas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios