lapidario

Desinterés en la UGR

ES verdad que la elección de Francisco González Lodeiro como rector de la Universidad de Granada por segundo mandato consecutivo estaba cantada. Lodeiro competía consigo mismo... y contra la abstención. ¿El resultado? Ganaron ambos. Lodeiro seguirá al mando de la Universidad pero sólo con el apoyo explícito del 7% de los electores, poco más de 5.000 entre los 70.000 convocados en las urnas. No podemos menospreciar la baja participación. Si los estatutos exigieran un porcentaje medio de participación sobre el censo, Lodeiro (y la Universidad) habrían fracasado. Como esta hipótesis no está recogida en ningún lado, lo único que cabe hacer es una interpretación de la profunda apatía que han mostrados los universitarios en este nuevo proceso electoral. No es una excepción. La participación en los órganos de decisión de la Universidad también es bajísima. No estaría de más, ahora que tanto se habla de la regeneración de la democracia participativa, ahondar en la causa de este fiasco.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios