Desde la banda

José Parejo / Entrenador Nacional

Economía y fútbol

DE economía primaria, lo mismo que de fútbol, entiende y opina todo el mundo, lo malo es que de inmediato se les ve el plumero a los que van de figurines próximos a los Premios Nobel de economía, o bien a los indocumentados opinadores de fútbol que se amparan en su experiencia mínima o en la máxima de que todo el mundo tiene derecho a opinar. Posiblemente, bastantes de ustedes hayan leído un correo donde se hace el siguiente razonamiento: sólo EEUU ha inyectado a la banca americana 700.000 millones de dólares en una primera fase y después otros 500.000 más. Si sabemos,que el planeta Tierra lo habitamos unos 6.700 millones de habitantes, si dividimos los dólares por los habitantes, resulta sorprendente saber, que sólo con el dinero americano nos correspondería a cada uno de los terrícolas más de 100 millones. Es decir, adiós hambre y adiós hipotecas.

Pero algo debe fallar, lo mismo que en el mundo del fútbol para que el resultado final no lo entiendan ni el mismísimo Solbes ni Pep Guardiola, porque ni mis periquitos más acérrimos, incluido mi querido Antonio Lasso, ni por supuesto yo, podíamos esperar que el último clasificado pudiera darle un revolcón, al según dicen, mejor Barça de la historia. Al final sólo nos queda aquello de que fútbol es fútbol y el recuerdo histórico del cambio de Etoo por Gudjonsen, para acabar colocando a Busquets de delantero centro, cuando el FC Barcelona perdía y no quedaba mucho para el final. Y eso que admito, que Pep está realizando un buen trabajo con un grupo que tiene hambre de títulos y ganas de trabajar.

Por cierto, que hablando de los rojiblancos, una vez más quedó demostrado que sus seguidores van a apoyar a su club. No esperan espectáculos futbolísticos, así que cuando coincide que su equipo tiene acierto en el remate final, entonces la felicidad es casi total. Ahora sólo queda ayudar a quienes van a adquirir un compromiso importante con su ciudad. Los futbolistas ganando partidos, los políticos y empresarios mostrando tanta sensibilidad como fe en un proyecto difícil, pero alcanzable y los seguidores rascándonos el bolsillo. ¡Ojo, que nos queda la solución de pedirle a Obama que ayude a reflotar el banco del Granada CF!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios