Pensiones: la última trinchera

EL sindicato Comisiones Obreras estima inconstitucional la decisión del Gobierno de no revalorizar las pensiones a tenor de la inflación por aplicarse con carácter retroactivo, ya que la compensación a más de ocho millones de pensionistas empieza a contar desde enero de 2012. Se trata, en opinión del sindicato, de una restricción de derechos individuales ya adquiridos. Se trata, en todo caso, de una de las medidas de ajuste más duras adoptadas por el Gobierno en sus once meses de mandato. El Gobierno justifica el recorte -en realidad, la cuantía de las pensiones sube mínimamente, pero el poder adquisitivo de los jubilados y demás pensionistas se reduce a causa de la subida mayor de los precios- por la necesidad de controlar el déficit público de acuerdo con los compromisos adquiridos con la Unión Europea y para tranquilizar a los mercados financieros con los que España se encuentra en posición netamente deudora. Lo que no se entiende, y por eso mismo deteriora al Ejecutivo, es que haya estado negando hasta el final la mera posibilidad de esta draconiana medida. Todo el Gobierno, y Mariano Rajoy a la cabeza, ha venido considerando las pensiones como la auténtica línea roja a no traspasar por los planes de austeridad puestos en marcha. El propio Rajoy aseguró en septiembre que no iba a tocar el sistema de protección social ni este año ni en los tres próximos, porque el pensionista está más indefenso ante la crisis que cualquier otro colectivo. De este modo, en menos de un año de mandato, el partido gobernante ha incumplido, uno tras otro, sus compromisos de carácter social: subida de impuestos, reforma laboral, amnistía fiscal, copago y rebajas presupuestarias en educación y sanidad, otras de las trincheras que el PP se impuso cuando ganó las elecciones con mayoría absoluta. Escudarse en la gravedad de la herencia recibida y en la imposibilidad de cualquier otra política económica no servirá de consuelo a millones de pensionistas cuyas condiciones de vida se han deteriorado, y con ellas las de muchas familias que se sostenían gracias a estos ingresos ahora mermados.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios