Quique

El fútbol está lleno de cosas sin importancia que son muy importantes para la memoria. Todos los aficionados lo saben

Dicen que el fútbol no tiene memoria, que se olvidan los triunfos muy pronto y que todo depende del último resultado. Puede ser cierto para algunas cosas, pero para otras lo pongo en duda.

Escuchaba decir a un aficionado en Los Cármenes, entre los tiritones del último partido, que el Tenerife era un equipo que le caía muy mal, que casi le tenía odio. Me resultó curioso, ¿Qué había en la historia del Granada-Tenerife para semejante rencor? Resultó que ese aficionado era también seguidor del Madrid. Y claro no habría olvidado aquellas dos ligas que los blancos perdieron en la isla y las había ganado el Barcelona. Fue en 1992 y 1993. Buena memoria tenía el aficionado.

Me imagino que los aficionados del Sevilla y el Betis tampoco habrán olvidado los bochornosos partidos que se dejaron ganar, es decir que perdieron, frente al Oviedo y el Sporting de Gijón, respectivamente (vaya casualidad) y todo para que el otro equipo de la ciudad andaluza descendiera de categoría. Aquello fue entre los años 1997 y 2000, no hace tantos años.

Tampoco olvidan otros muchos aficionados las rencillas ante el eterno rival, sea el que sea y donde sea. El fútbol está lleno de cosas sin importancia que son muy importantes para la memoria. Todos los aficionados lo saben.

Y también saben que nunca se demostrará nada de comprar partidos o de dejarse ganar o perder o si se demuestra lo será tantos años después que nada se cambiará. ¿Le quitarán el titulo del mundial de Argentina a ese país si se demostrara que jugadores de Perú estaban comprados para dejarse golear? No me imagino a la FIFA en semejante rectificación. ¿Tendría España que haber jugado el mundial de Alemania 1974 cuando se conoció, mucho después, que el portero griego estaba "tocado" por la federación de Yugoslavia? Ya es memoria, ya. Y podemos seguir citando hechos sin importancia que fueron muy importantes en su momento.

¿Podemos olvidar cómo se construyeron campos de fútbol gracias a jugosas reconversiones urbanísticas en muchas ciudades de este país o cómo se configuraron grandes plantillas en algunos equipos o cómo se mueven jugadores de un lado para otro o cómo se está pendiente de que llegue un jeque, un indio o un selenita para que "nuestro equipo" le gane al eterno rival? Todos los aficionados al fútbol sabemos la respuesta. No tengo claro si las autoridades pertinentes y competentes, lo han sabido o lo han olvidado, desde siempre. Vale.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios