editorial

Mas y Rajoy, frente a frente

EL presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente de la Generalitat, Artur Mas, se reúnen hoy en el Palacio de La Moncloa, en un encuentro programado desde hace meses al que los últimos acontecimientos han dotado de una especial relevancia. La entrevista se produce, dentro de un contexto de crisis global y una Cataluña endeudada que ha pedido ser rescatada por el Gobierno de la nación, tras la masiva manifestación catalana en demanda de la independencia, la asunción por el propio Mas de dicha reivindicación y la advertencia del rey Juan Carlos contra quienes fomentan la división y persiguen objetivos quiméricos. Sus perspectivas no parecen, pues, muy alentadoras. Ayer mismo los dos líderes que van a tratar de alcanzar un acuerdo satisfactorio reafirmaron sus posiciones previas, que lo hacen prácticamente imposible. El presidente catalán firmó ayer un convenio que avanza hacia una Hacienda propia a la vez que subrayó que Cataluña no puede renunciar a su futuro "pase lo que pase". Es cierto que el planteamiento secesionista ha dejado paso al objetivo del pacto fiscal, una relación bilateral España-Cataluña que acerque a esta comunidad al modelo vasco de financiación privilegiada. Pero es que tampoco este proyecto resulta asumible por su interlocutor. Mariano Rajoy, en efecto, recordó ayer en el Congreso que él ha jurado defender la Constitución vigente, en la que no cabe la independencia de ninguna autonomía y en la que el depositario de la soberanía y del derecho a decidir es, en exclusiva, el conjunto del pueblo español. Con respecto al pacto fiscal, las posiciones están claras, tanto en el partido en el Gobierno como en el PSOE: ninguno de ellos puede aceptar un sistema de financiación bilateral, que sería rechazado por el resto de España, y especialmente por Andalucía. Hay poco margen de maniobra, pues. La reunión está condenada al fracaso. Lo que Rajoy puede ofrecer a Mas es insuficiente para la actual postura de éste, y lo que Mas pretende es un exceso para Rajoy. Así es como están las cosas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios