Crónica Levantisca

Juan Manuel Marqués Perales

jmmarques@diariodecadiz.com

Sin plan B, y sin A

Los independentistas carecen de un plan B para después del 21 de diciembre, pero como les ocurrió en el 1 de octubre, tampoco tienen un plan A. Supongamos que los tres partidos separatistas obtienen la mayoría absoluta de los escaños. 68 diputados, que es una posibilidad real: ni ellos saben qué harán, desconocen quién sería su presidente, si irían por la vía unilateral o por la de la negociación o si desarrollarían la república o la implementarían, que vaya usted a saber qué significa eso. Es lo mismo, si mañana descubriésemos que Puidegmont es, en realidad, Fofó y Oriol, el señor Chinarro, el bloque de electores independentistas no bajaría del 45%. Entre esa horquilla nos estamos moviendo, mitad y mitad separadas por un muro de hormigón, Cataluña está dividida entre dos comunidades de fuerzas igualadas, no hay trasvase de votos entre separatistas y constitucionalistas. Si Inés Arrimadas vence es porque dejará famélico al PP de García Albiol. Miquel Iceta lo ha intentado, con mantilla y barretina. Ha querido tender un puente entre los dos barrios, y lo único que va a conseguir es que le den tortas flanqueadas. La resilencia del bloque independentista es asombrosa, la razón no le hace mella, la revelación de todas sus mentiras los ha convertido en fanáticos de una fe. Por eso hay que ganar, ahora más que nunca, para evitar lo peor.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios