El precio de la seguridad

ESPAÑA ha pagado un elevado tributo en vidas humanas durante 2007 por su participación en las misiones internacionales de mantenimiento de la paz. Quince militares españoles han dejado sus vidas en países lejanos, nueve de ellos en atentados terroristas perpetrados contra nuestros soldados en Líbano y Afganistán y el resto, en accidentes. El Rey, en un gesto de reconocimiento de la importante labor que desarrollan estos contingentes, pasó el último día del año junto a nuestras tropas destacadas en Afganistán, uno de los puntos más calientes del planeta y donde Occidente tiene colocado el primer muro de contención frente al rearme del terrorismo islamista. En total, son ya 144 los militares españoles fallecidos en misiones en el exterior desde que en mayo de 1993 muriese en Los Balcanes el teniente Arturo Muñoz Castellanos. Es un balance elevado que habla bien a las claras de los riesgos que se asumen en este tipo de actuaciones. La asunción de esos riesgos es plenamente coherente con el papel que nuestro país debe asumir dentro de la comunidad internacional y con la defensa de nuestros propios intereses estratégicos. Sin someterse a imposiciones exteriores de ningún tipo, España debe estar implicada en la toma de decisiones de la política exterior que desarrolle el conjunto de las potencias de la Unión Europea y debe de estar presente en las misiones que bajo paraguas de las Naciones Unidas estén destinadas a asegurar la paz en zonas de conflicto. Es lo que nos corresponde por nuestra posición de potencia media europea y porque tenemos la obligación de estar comprometidos con las políticas que tiendan a aumentar la seguridad y a conjurar los peligros que se puedan cernir sobre nuestro sistema de vida. Lo que están haciendo los soldados españoles en Afganistán, en el Líbano o en Kosovo no es otra cosa que servir a la sociedad y prestar un apoyo humanitario imprescindible en zonas donde occidente se juega buena parte de su futuro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios