Editorial

Una relación recompuesta

TAL como estaba previsto, la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca va a suponer un cambio sustancial de las relaciones entre España y Estados Unidos. Los ocho años de desencuentro entre Rodríguez Zapatero y George Bush deben ser un paréntesis: EEUU es la primera potencia mundial, es un aliado de nuestro país muy necesario en el norte de África y comparte con España una importante presencia en América latina. La entrevista que mantuvieron el martes pasado los titulares de Exteriores de ambos países, Hillary Clinton y Miguel Ángel Moratinos, demuestra que se ha iniciado una nueva época, aunque la relación, basada en el quid pro quod (algo a cambio de algo), deja algunas dudas en el aire concernientes al Gobierno español. EEUU quiere que España colabore a solucionar el cierre de Guantánamo y, además, ha expresado su deseo de que nuestro país colabore con sus tropas en Afganistán. Moratinos ya ha declarado que España está dispuesta a aceptar a algunos de los 250 prisioneros que hay en Guantánamo, aunque ello encierra bastantes dudas jurídicas. En primer lugar, hay que conocer en qué situación legal se encuentran cada uno de los prisioneros que se puedan aceptar. Hay que considerar que ninguno de ellos podría ser juzgado en España, ya que la doctrina indica que cualquier prueba vendría contaminada por el modo en que se obtuvieron en esta suerte de limbo legal. Ha estado acertado Moratinos cuando ha explicado que se estudiará "caso por caso", pero es comprensible que España ayude a la Administración de Barack Obama a resolver los errores heredados de la era Bush. De hecho, las organizaciones de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional y Human Rights Watch han solicitado a los países de la UE y a Canadá que acojan a sesenta presos de la base. Afganistán plantea un problema más serio. Según Moratinos, España sólo participará en labores de cooperación, pero lo que está pidiendo Estados Unidos a la OTAN es que los aliados aumenten los contingentes militares para neutralizar el avance de los talibanes, cada día más fuertes en algunas zonas de ese país.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios