Rosa de los vientos

Pilar Bensusan

bensusan@ugr.es

Y volvió la corrupción

Aunque la semana pasada hablaba del efecto acción-reacción que suponía en el votante potencial del PP que mientras más corrupción se le asociara a esta formación, Rajoy veía reforzada su ventaja electoral respecto del 26-J, y que así lo apuntaban las encuestas -que han llegado a darle hasta 20 escaños más en tan sólo 10 meses-, con la detención y encarcelamiento de Ignacio González y la llamada a declarar a Rajoy en la Gürtel puede que cambie el panorama político nacional o madrileño en los próximos meses, o no…

Si bien es cierto que el montante económico de la corrupción inclina la balanza hacia personas vinculadas al PSOE, por el número de casos el PP gana por goleada, con la agravante de que no dejan de llevarse a cabo nuevas actuaciones judiciales y policiales que implican a cargos y ex cargos populares. Y es que no se trata de casos aislados sino de una multitud de tramas que retratan una época de impunidad, derroche y apropiación del dinero público absolutamente inmoral. Demasiados presidentes de comunidades autónomas del PP involucrados en escándalos de corrupción, sus cinco últimos tesoreros acusados de financiación ilegal y hasta el propio partido de beneficiario a título lucrativo…

Hay quien echa la culpa de la hecatombe popular a los jueces, como si estuviesen implicados en una conspiración judeo-masónica contra el PP, y nada más lejos de la realidad para quienes ejercen sus funciones judiciales con absoluta independencia y merecen el máximo respeto en un país en el que se está demostrando que la justicia funciona y que nadie está por encima de la ley, por mucho que unos fiscales presionen a otros, o autoproclamados adalides del PP puedan presuntamente coaccionar hasta a la mismísima Presidenta de la Comunidad de Madrid.

Y es que la semana trágica para la imagen del PP tiene todos los ingredientes de una película de intrigas políticas y corrupción al más puro estilo de Hollywood, con jueces, fiscales, policías, políticos llorando y hasta un director de periódico involucrados, donde la ejemplaridad de aquellos que en su día ejercieron funciones públicas y que hoy están en Soto del Real brilla por su ausencia.

Y mientras los ciudadanos contemplamos atónitos los cargos que se les imputan a Ignacio González y compañía -entre ellos, pertenencia a organización criminal-, éste utilizaba su puesto de servidor público como plataforma desde la que corromperse, corromper y arruinar las arcas públicas. Todos los corruptos deberían devolver lo robado para que no les resulten rentables sus delitos…

No obstante, los tiempos están cambiando, como lo demuestra la colaboración activa de Cifuentes en la Operación Lezo -aunque fuera para que no la salpicara-. Y es que todos los políticos no son iguales y en el PP también hay gente honrada que reclama regeneración y declara su vergüenza tras la prisión de González.

¿Pasará factura electoral a los populares este nuevo escándalo mayúsculo? Si se celebraran elecciones generales en unos días, probablemente sí, pero a medio y largo plazo, si la ciudadanía sigue notando la recuperación económica en sus carnes, probablemente se vuelva a poner el impermeable… El único cambio podría venir del consenso entre PSOE, C's y Podemos para desbancar a los populares, pero poco empeño se les ve de llegar a un acuerdo…

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios