Panorama

Rajoy teme que el Gobierno balear siga el camino de Cataluña

  • El presidente del Gobierno alerta de que el Ejecutivo de la socialista Armengol "sólo se ocupa de pelearse e inventar problemas"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, flanqueado por el ministro Álvaro Nadal (dcha.) y el presidente del PP en Baleares, Biel Company, ayer en Palma. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, flanqueado por el ministro Álvaro Nadal (dcha.) y el presidente del PP en Baleares, Biel Company, ayer en Palma.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, flanqueado por el ministro Álvaro Nadal (dcha.) y el presidente del PP en Baleares, Biel Company, ayer en Palma. / Cati Cladera / Efe

Comentarios 7

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, criticó ayer la gestión del ejecutivo de Baleares y alertó del riesgo de que su política consistente en "inventar problemas" y generar división lleve a esta comunidad a seguir los mismos pasos que han derivado en la actual situación que vive Cataluña.

Rajoy lanzó esta advertencia en la clausura de la convención nacional sobre turismo que ha organizado el PP en Palma y en la que también intervinieron el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, y el presidente del partido en Baleares, Biel Company.

Frente a la división y el enfrentamiento vamos a ofrecer soluciones y diálogo"

El jefe del Ejecutivo resaltó la trascendencia que el sector turístico tiene para el bienestar y el progreso de España y por ello emplazó a cuidarlo.

A su juicio, el principal riesgo del turismo es que haya Gobiernos (en alusión al encabezado en Baleares por la socialista Francina Armengol) que en vez de ocuparse de cuidar lo que funciona y corregir lo que tiene fallos, sólo se ocupan de "pelearse entre ellos e inventar problemas". "Una de las invenciones más insólitas es demonizar el turismo, la turismofobia", advirtió antes de precisar que se trata de "una fobia a todo lo que funciona y es bueno para España".

Se trata, explicó, de partidos que quieren expulsar el sentido común de la vida política y les importa más que un médico sepa catalán que medicina o un músico sepa una lengua para interpretar una partitura.

Rajoy lamentó que se olviden de que la lengua es un elemento de comunicación y su variedad hace más rica a la sociedad.

"Ellos prefieren ver en la lengua una traba en lugar de una oportunidad y convertirla en un dique de incomprensión en lugar de ser un cauce para la convivencia", lamentó.

Para él, el problema que tiene hoy Baleares (y que auguró que se va a superar) es "la mala fortuna de padecer un Gobierno de esos que se dedican a inventar problemas y promover una agenda de división y enfrentamiento".

"Lo último que necesita Baleares -puntualizó- es seguir el ejemplo de división, enfrentamiento e invención de problemas que están causando tantas dificultades a todos los catalanes".

Rajoy aseguró que el Gobierno está haciendo todo lo posible para que Cataluña recupere la normalidad y la sensatez, las empresas regresen y vuelva a ser una comunidad pujante abierta y llena de oportunidades.

"Frente a la división y el enfrentamiento vamos a ofrecer soluciones y diálogo", aseguró el jefe del Ejecutivo, quien resaltó que hablando es como puede llegarse al entendimiento y resolver muchos problemas.

Pero insistió en que siempre debe hacerse dentro de la ley porque esa es la esencia de la democracia, del Estado de Derecho y de los grandes valores en los que se fundamentan Europa y España.

Rajoy aprovechó el acto de Palma para dejar entrever que el ampliará del 50% al 75% la bonificación a los ciudadanos de Baleares y Canarias en los vuelos entre sus comunidades y la Península.

Al ejecutivo balear le criticó también el ministro Nadal, quien consideró que los que se oponen a la llegada de turistas a España actúan por "rabia ideológica" y son incapaces de ver la realidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios