Acordonan la playa de Salobreña para detonar una bengala de maniobras

  • El artefacto, trasladado por los ocupantes de una lancha, fue hallado en el mar y llevado al puesto de Cruz Roja

Salobreña vivió anoche momentos de verdadera alerta y tensión. Poco antes de las 21:00 horas, un fuerte dispositivo compuesto por Policía Local, Guardia Civil, artificieros y Bomberos acordonaron la zona de la playa de Salobreña ante la presencia de un artefacto sospechoso que hizo saltar todas las alarmas. El dispositivo, que fue llevado a la zona cercana al puesto de la Cruz Roja, obligó a los efectivos de seguridad a acordonar toda la playa para evitar que los vecinos y transeúntes accedieran a la arena.

Tras asegurar la zona, desalojar los establecimientos del paseo marítimo e inspeccionar el dispositivo, los Tedax procedieron a su explosión controlada en la orilla de la playa, sin que hubiera que lamentar daños personales ni materiales. Una vez desactivado el dispositivo, que resultó ser una especie de bengala de maniobras militares, los efectivos presentes en el lugar de los hechos inspeccionaron la playa para comprobar que no había ningún otro aparato. Según indicaron ayer fuentes policiales, el artefacto había sido trasladado durante la tarde por los ocupantes de una lancha, que lo encontraron en alta mar.

Tras asegurar la zona, los efectivos del dispositivo de emergencia comenzaron a desbloquear la zona pasadas las 22:45 horas.

El aparatoso suceso alertó a los vecinos de Salobreña, ya que incluso se habló en un primer momento de un aviso de bomba. La propia alcaldesa, María Eugenia Rufino, expresó anoche a este diario su tranquilidad por que no se hubiera producido un incidente de mayor envergadura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios