La Audiencia Provincial condena al jamonero a once años de cárcel

  • Dicta sentencia firme tras el acuerdo entre la defensa, el abogado del Estado y el fiscal, que inicialmente pidió 47 años de prisión para Antonio Herrera

Antonio Herrera, más conocido como el 'jamonero de Trevélez', ha sido condenado a una pena de once años y cinco meses de prisión y al pago de una multa de 807.200 euros, por haber estafado a casi 200 personas. La resolución judicial se produjo después de que éste mostrara su conformidad con la solicitud del fiscal el pasado 25 de mayo.

Esta es la pena impuesta por la Audiencia de Granada para el 'jamonero de Trevélez'. Herrera aceptó ser responsable de un delito continuado de estafa y apropiación indebida en concurso con otro continuado de falsedad en documento mercantil; otro de estafa; otro de alzamiento de bienes; y cuatro delitos más contra la Hacienda Pública.

Por su parte, su mujer también aceptó la modificación hecha por el fiscal, con lo que su pena asciende a un total de dos años de prisión y una multa de 800.000 euros, frente a la pena inicial que pedían para ella de siete años de cárcel y multa de más de 730.000 euros, por tres delitos contra la Hacienda Pública. Asimismo, la pareja tendrá que indemnizar a los perjudicados con más de 11,6 millones de euros, y hacer frente al pago de 728.419 euros, a ingresar en la Hacienda Pública por la cuota tributaria no ingresada.

Según el relato fiscal, Antonio Herrera engañó a decenas de pequeños inversores de la Alpujarra haciéndoles creer que compraban jamón crudo, y tras un proceso de secado, lo venderían de nuevo, obteniendo así un beneficio mayor. Sin embargo, usó esas inversiones con el "ánimo de ocultarlas o hacerlas desaparecer". Cuando la situación ya era insostenible Herrera optó por vender determinados bienes y huyó de Trevélez en octubre de 2004. A finales de 2007 fue localizado en República Dominicana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios