Ayuntamiento y Junta autorizan la construcción de 688 VPO en el 'ecobarrio'

  • Ubicadas en la zona norte, empezarán a hacerse en 2010 y compartirán servicios con otras mil viviendas de renta libreHa sido elegido entre los 60 mejores en una competición de vinos de seis comunidades

El Ayuntamiento de Motril y la Delegación Provincial de Vivienda formalizaron ayer el acuerdo para la construcción de 688 viviendas de protección oficial en el MOT-3, un plan parcial de la zona norte que se anuncia como un novedoso barrio ecológico en el que primarán las zonas verdes. Entre sus peculiaridades, prevé la integración en un mismo entorno de viviendas libres y de VPO, rompiendo con la división habitual entre ambas modalidades habitacionales.

El convenio firmado en Motril recoge que de las 1.640 viviendas que se pretenden construir en el MOT-3, el 42 por ciento sean protegidas, "una ratio que está por encima de lo establecido en el Plan de Urbanismo", según indicó el alcalde Carlos Rojas. El complejo, situado por encima del campo de fútbol y junto a la rambla de los Álamos, abarcará una superficie total de 273.200 metros cuadrados.

El llamado ecobarrio destacará por sus amplias zonas verdes, por las limitaciones al tráfico rodado y la primacía de carril bici, por la alimentación de energía a través de paneles solares y por la integración entre las VPO y las viviendas libres, que compartirán sus equipamientos de servicios como guarderías, colegios o instalaciones deportivas y comerciales. "El objetivo es que se convierta en un referente de desarrollo sostenible del que nos podamos sentir orgullosos", destacó Rojas.

Con la firma de este acuerdo, la Junta de Andalucía se compromete a través de Empresa Pública de Suelo Andauz (EPSA) a ordenar los terrenos desde el punto de vista urbanístico. Según la delegada de Vivienda, Nieves Masegosa, es "un reto importante, pues son muchos los propietarios que lo van a integrar". A partir de ahora, la administración autonómica cuenta con un plazo de seis meses para la elaboración del plan parcial; otros tantos hasta que se lleve a cabo la reparcelación; y seis meses más para la urbanización de los terrenos.

Por tanto, Nieves Masegosa estimó que "en un año y medio" se podrá poner en marcha la licitación del proyecto, "tras una larga tramitación que comenzó en 2007".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios