Baño de millones para las aguas medicinales

  • La Asociación de Termalismo andaluz busca ampliar los recursos del sector

A Francisco Escobedo, al nacer en Alhama de Granada (que significa agua caliente en árabe), no le quedó más 'remedio' que interesarse por las aguas mineromedicinales; más habiendo sido elegido alcalde de la localidad. Consciente del potencial de los ingresos que proceden del termalismo para estas localidades, inició las "eternas reuniones con los Servicios Técnicos de Planificación Turística", de las que surgió la Asociación de Termalismo de Andalucía, que él preside y que cuenta con 15 ayuntamientos como socios promotores y 50 empresas privadas.

En la asamblea celebrada ayer en Lanjarón, donde se encuentra su comité ejecutivo para asistir a unas jornadas sobre termalismo, se ha comenzado a ver la firmeza del proyecto, pues ya tiene la seguridad de contar con un importante impulso de la Junta que se cifra en 128 millones de euros. Tan sólo les queda que en octubre la Consejería de Turismo, Deporte y Comercio estampe su firma.

La financiación supondrá el 60% de un Plan de Turismo Sostenible Villas Termales de Andalucía, que busca multiplicar el número de balnearios en la comunidad, que pasarán de los 10 actuales a más de 20.

Otro tanto que se han apuntado en la asociación es la adhesión del Patronato de Turismo de Granada y el Ayuntamiento de Cástaras.

Escobedo, que también está al frente de las Villas Termales de España, señala la importancia de este sector en toda la provincia de Granada, "que es donde más agua termal hay de toda Andalucía". Esto se pone de manifiesto con la presencia entre sus socios de nueve municipios granadinos frente a los seis del resto de la comunidad. Porque en Andalucía hay unos 25 municipios con recursos termales y la mayoría están ya explotados.

Otra medida que se incluirá en el plan de turismo sobre balnearios será aumentar hasta cuatro o cinco las estrellas de los hoteles especializados en aguas termales, que suelen tener una ocupación del 85%. También quieren recuperar termas antiguas y mejorar los parques periurbanos de los municipios con este recurso.

"Las ayudas de la Junta son perfectamente compatibles con otros fondos como los del Estado o la Unión Europea", subraya Escobedo. Aparte, es consciente de que la constitución de la entidad es una oportunidad para abrir negociaciones con todas las consejerías.

Entre los objetivos de la asociación figuran poner en común conocimientos, medios y actividades para conseguir el desarrollo sostenible del termalismo en la comunidad andaluza y favorecer el desarrollo socioeconómico y el empleo en los municipios termales.

Pertenecen a la Asociación de Termalismo de Andalucía los municipios de Alhama de Granada, Atarfe, Cortes y Graena, La Malahá, Lanjarón, Pinos Puente, Santa Fe, Villanueva de las Torres y Zújar; Canena y Marmolejo (Jaén); Carratraca y Tolox (Málaga); Alhama de Almería (Almería); y Paterna de Ribera (Cádiz).

Lanjarón acoge hoy las I Jornadas de Termalismo de Andalucía, que mañana se trasladarán a Atarfe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios