Benavides aprueba los presupuestos en un pleno de "bronca" y "chantajes"

  • La abstención del PP permitió sacar adelante el proyecto de las cuentas municipales · Los grupos criticaron que la concesión de dos parkings se llevase al mismo pleno

En un pleno que finalizó de forma abrupta y polémica, el Ayuntamiento de Almuñécar aprobó ayer sus presupuestos municipales para 2009 gracias a la abstención del grupo popular, que alegó un "ejercicio de responsabilidad".

El alcalde dio también por aprobada la resolución de las concesiones de los aparcamientos de San Cristóbal y Velilla, en medio de un altercado provocado por una discusión con el portavoz del Partido Andalucista, Luis Aragón.

Los grupos del PSOE, IU y el PA se mostraron muy críticos con la propuesta de presupuestos planteada por el equipo de gobierno, que contempla 50.370.000 euros para gastos e ingresos, a la que votaron en contra.

Los socialistas argumentaron que el hecho de vincular la solución a la paralización de los aparcamientos subterráneos con la aprobación de los presupuestos era un "chantaje", y criticaron la falta de diálogo para la elaboración de las cuentas municipales. Vale recalcar que la propuesta incluye 16 millones de euros para la terminación de estas infraestructuras a través de la gestión municipal.

El portavoz del PSOE, Francisco Prados, afirmó que varios ingresos están "inflados para aumentar artificialmente los presupuestos", poniendo como ejemplo los 16 millones de euros que llegarían por la venta de las plazas de estos aparcamientos, entre otros. Asimismo, censuró el incremento de la deuda municipal que supondrán estas cuentas, y que en su opinión la podría llevar a 70 millones de euros.

También el portavoz de IU, Fermín Tejero, se mostró muy crítico con los presupuestos y con su vinculación al problema de los parkings, señalando que se trata de "una trampa perversa porque no está previsto de dónde se sacan esos 16 millones de euros".

Por su parte, el PP centró su discurso en los graves perjuicios a particulares y a nivel turístico que ha provocado la paralización de las obras, que achacó a la "desidia" del gobierno municipal.

También acusó al alcalde de pretender "trasladar a la oposición la responsabilidad de su rotundo fracaso en la gestión de ambos parkings". A pesar de no estar de acuerdo con las cuentas, la portavoz popular Trinidad Herrera anunció la abstención de su grupo como "un ejercicio de responsabilidad", que se realiza "no para apoyar al equipo de gobierno, sino a unos ciudadanos que lo necesitan", en relación a los afectados por las obras de los parkings.

En su turno de palabra, el alcalde de Almuñécar, Juan Carlos Benavides, negó que los presupuestos "estén condicionados por nada", aunque aseguró que la solución al desbloqueo de los aparcamientos pasa "ineludiblemente" por aprobarlos.

También negó falta de diálogo y acusó al PSOE de desacatar las directivas de su partido a nivel nacional de no bloquear los presupuestos en aquellos municipios en los que no gobierna.

Una vez aprobados los presupuestos, se puso en marcha el debate sobre la recuperación de la concesión de los aparcamientos.

El primero en tomar la palabra fue el portavoz andalucista Luis Aragón, quien llamó "mentiroso" a Juan Carlos Benavides, mientras que éste lo instó a "no faltar el respeto".

Tras la reiteración de la acusación, el alcalde le retiró el uso de la palabra, iniciándose una fuerte discusión, ya que Aragón continuó con su protesta. Benavides pasó la palabra sucesivamente a los demás portavoces, que bien se negaron a tomarla por solidaridad o por la imposibilidad de intervenir ante el griterío suscitado. Así, el alcalde dio por aprobados los puntos sobre los aparcamientos "con la abstención de los grupos de la oposición", y dio por concluida la sesión.

Tras el pleno, IU denunció que "la interpretación que ha hecho el alcalde contando como abstenciones los silencios de los concejales es inadecuada y fuera de la legalidad".

50

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios