El Consistorio elabora un presupuesto con superávit sin recurrir a los bancos

  • El equipo de Gobierno, que el lunes llevará las cuentas a pleno, admite que se trata de un año "austero" que atiende "a la coyuntura económica actual

El Ayuntamiento de Salobreña aprobará en el pleno del próximo lunes los presupuestos municipales para el ejercicio 2008, que prevén un mayor ajuste respecto al año anterior en todas las partidas, "atendiendo a la coyuntura económica que se vive tanto a nivel nacional como internacional". El documento contempla un total de 20.694.714 euros en el capítulo de gastos y 20.834.421 euros en el de ingresos, lo que arrojaría un superávit de 139.706 euros, mientras que el capítulo de inversiones se lleva 7,6 millones.

Las cuentas municipales para este año se reducen en unos dos millones de euros respecto al año anterior, tanto en gastos como en ingresos. Según el concejal de Hacienda de Salobreña, Juan de Dios Márquez, esto responde a la política de "austeridad" que se ha querido imprimirles, aunque "no se obvia el esfuerzo inversor".

El edil destacó que un año más "no se apela a la financiación vía préstamos, con el fin de reducir la deuda municipal", y que "desde hace tres años el Ayuntamiento no pide préstamos con el fin de liberar liquidez de ingresos corrientes". En su opinión, ello está permitiendo reducir el nivel de endeudamiento, que "es de los más bajos de los municipios del entorno, situándose en poco más del 50 por ciento", cuando en 2006 "era del 82 por ciento". Asimismo, aseguró que el superávit previsto para el actual ejercicio "permitirá cubrir los remanentes de Tesorería que arrastran las arcas municipales desde el año 2005, y que motivaron el Plan de Saneamiento Financiero en el que se encuentra inmerso el Consistorio".

Las cuentas municipales recogen además los aumentos salariales del alcalde y todos los concejales con dedicación exclusiva, que cobrarán 3.500 euros brutos más al año, y también de los secretarios de grupo. Según el concejal de Hacienda, esto no ocurría desde el año 2002, y los sueldos de los ediles pasarán a ser de 2.100 euros mensuales, que "no son excesivos, y más aún en comparación con los de otros ayuntamientos".

Por su parte, el grupo opositor del PSA criticó el incremento de sueldos, que adjudicó a las "exigencias" del PSI, el socio de gobierno del PP. Según su portavoz, Francisco Palomares, la "tardanza" en someter a aprobación los presupuestos "no se explica más que por las tensiones que dentro del equipo de gobierno se han puesto de manifiesto ante la subida salarial", añadiendo que "el pacto PP-PSI le costará al pueblo este año 24.000 euros más de lo que le costaba el año pasado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios