Coves pide que se respete la zona inundable en los PGOU

  • El arreglo de colectores tardará por la complejidad de la obra

La consejera de Medio Ambiente de la Junta, Fuensanta Coves, hizo ayer en Almuñécar un llamamiento a los ayuntamientos para que sean "escrupulosos" y tengan en cuenta las zonas declaradas como inundables a la hora de elaborar sus planeamientos urbanísticos. Previo al acto de precampaña realizado en la Casa de la Cultura para hacer balance de la gestión de los gobiernos central y autonómico en lo que va de legislatura, visitó las obras que acomete como consecuencia de la riada, que aseguró "van a buen ritmo".

Coves destacó que estas actuaciones, centradas en encauzamientos e infraestructuras hídricas -valoradas en "18 millones de euros"-, se declararon como medidas de emergencia, "lo que nos permitió acelerar los trámites administrativos e iniciarlas con carácter inmediato". Si bien no aventuró plazos de finalización, espera "que se concluyan cuanto antes". En este sentido, Medio Ambiente aseguró que se ha iniciado la reparación de los colectores desde la desembocadura del río Verde hasta la depuradora de Almuñécar, lo que va a permitir subsanar los problemas de olores que se producen en la zona, aunque son obras "complejas" y su finalización tardará algún tiempo.

La consejera afirmó que "en temas de riadas todos tenemos que aprender mucho de la situación que se produjo" en el municipio, y añadió que "tenemos que respetar las zonas inundables, que están escritas en un decreto, y Almuñécar tiene varias de ellas con un riesgo futuro de inundaciones". Si bien ello se puede corregir "a través de los encauzamientos", indicó que también hay que hacerlo "respetando estas zonas en los planes urbanísticos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios