Decomisan 470 plantas de marihuana del corral de un cortijo

  • El dueño fue detenido por un delito contra la salud y otro contra el derecho de los trabajadores

La Guardia Civil ha decomisado 470 plantas de marihuana de un cortijo de Castril de la Peña y ha detenido a su propietario por un delito contra la salud pública y otro contra el derecho de los trabajadores, ya que además tenía trabajando a un ciudadano nigeriano sin contrato.

Al parecer, fue este último el que denunció ante la Guardia Civil la existencia de la plantación, que él mismo tenía que cuidar, tarea que complementaba con la de albañil en la propiedad, pero por la que no había sido pagado en dos meses, según informaron ayer fuentes del Instituto Armado.

El pasado día 5 de mayo el denunciante le exigió al propietario del cortijo que le pagase los salarios adeudados de los últimos dos meses, a lo que éste contestó que esperase a que vendieran la marihuana, porque entonces se lo pagaría todo.

Como el denunciante siguió insistiendo en que quería cobrar y que si no daría parte a la Guardia Civil de la plantación de marihuana, el detenido le amenazó con una pistola. Al ver la pistola, el trabajador salió corriendo y en la huida llegó hasta la localidad de Campo Cámara, donde localizó a una patrulla de la Guardia Civil a la que pidió auxilio. Los guardias civiles se trasladaron hasta el cortijo, donde localizaron las plantas de marihuana, pero no al propietario, que fue finalmente detenido y puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Huéscar el pasado sábado, junto con la droga decomisada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios