Detenidas 16 personas por introducir hachís desde Marruecos a países europeos por Málaga y Granada

  • Se han desarticulado cinco puntos de venta y distribución de droga en Nerja

Funcionarios de la Agencia Tributaria y agentes de la Guardia Civil y, en el marco de la operación 'Garpon2', han desarticulado una organización criminal que introducía grandes cantidades de hachís por países europeos a través de costas occidentales de Málaga y Granada, con la detención de 16 de personas a los que se les imputan los supuestos delitos contra la salud pública, pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales, falsedad documental, hurto de uso devehículo a motor, defraudación de fluido eléctrico y contra la prostitución.

Según ha informado la Agencia Tributaria, se han desarticulado cinco puntos de venta y distribución de droga en la localidad malagueña de Nerja y se han intervenido 358.645 euros en metálico, 1.000 libras esterlinas, 2.000 dirham, 558 kilogramos de hachís, dos kilos de marihuana, 150 gramos de cocaína, aceite de hachís, setas alucinógenas, once vehículos, una pistola detonadora, dispositivos geolocalizadores vía GPS y numeroso material informático y para la elaboración y distribución de la droga.

La investigación se inició en el mes de diciembre de 2016, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que una organización criminal compuesta por ciudadanos españoles residentes en la comarca de la Axarquía (Málaga), podría estar dedicándose a trasladar importantes cantidades de hachís mediante alijos en las costas occidentales de las provincias de Málaga y Granada, y que posteriormente trasladaban en vehículos a los que se les habían practicado dobles fondos para ocultar la droga a distintos países europeos, principalmente Gran Bretaña y Suiza.

Fruto de esta información, los agentes consiguieron evitar un alijo que la organización intentaba realizar en las playas de la pedanía de Benajarafe (Málaga). Al verse sorprendidos, los tres tripulantes de la embarcación comenzaron a arrojar fardos de hachís al mar huyendo después de varar la embarcación en la playa, recuperándose siete fardos de hachís que aún permanecían dentro del barco.

De igual manera los investigadores tuvieron conocimiento de uno de los envíos de droga que esta organización iba a realizar desde la localidad de Almuñécar (Granada), donde la red tenía una vivienda, en cuyo garaje se practicaban los dobles fondos en vehículos que se utilizaban para transportar la droga hasta países europeos.

Así pues, el pasado día 28 de noviembre, los agentes interceptaron un vehículo con placas de matrícula suizas que había salido esa mañana del garaje de la vivienda citada anteriormente.

En esta actuación se procedió a la detención de los dos ocupantes del vehículo, ambos de nacionalidad suiza, cuando circulaban por la provincia de Almería dirección Suiza. En el vehículo se hallaron más de 20 kilogramos de hachís ocultos en el hueco destinado al airbag del pasajero, el cual había sido retirado y en un doble fondo practicado en el salpicadero.

Tras estas actuaciones y después de comprobar las numerosas y minuciosas medidas de seguridad que utilizaban para asegurar no ser detectados por las fuerzas de seguridad en sus envíos, se procedió a la detención de otras seis personas más. 

Una sexagenaria británica ocultaba 340.000 euros

Continuando con la investigación, para poder desarticular completamente la red criminal, se procedió a la detención de otras ocho personas de nacionalidades española e inglesa, el pasado día 6 de febrero. En esta segunda fase de la operación, entre los detenidos se encuentra una ciudadana sexagenaria de nacionalidad británica, la cual realizaba las mismas labores de dirección que un centro logístico internacional, teniendo en su poder un amplio muestrario de tipos de drogas y sus precios, dependiendo de su calidad.

Las distintas organizaciones de narcotraficantes les dejaban muestras delas drogas que disponían y sus precios correspondientes, esta mujer tenía la misión de buscar a otros grupos criminales, principalmente británicos, que estuvieran interesados en comprar la droga. Posteriormente se encargaba de recepcionar el dinero de la transacción entre los dos grupos criminales.

Los agentes encontraron oculto en su domicilio más de 340.000 euros enmetálico, dinero procedente de los distintos pagos realizados por compradores.Dentro de los mecanismos que la organización criminal utilizaba para blanquear el dinero procedente del narcotráfico, se encontraba la apertura de un club de alterne que funcionaba de manera ilegal.

La operación ha sido llevada a cabo por Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en Málaga y agentes pertenecientes al Equipo de Delincuencia Organizado y Antidroga (EDOA) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios