La Estación Naútica apela a las ayudas públicas para seguir abierta

  • El presidente de la entidad achaca el mal funcionamiento a la falta de financiación

La Estación Náutica de la Costa Tropical condicionó su continuidad a las aportaciones de distintos organismos públicos, que considera "fundamentales" para su funcionamiento. La entidad se encuentra en un "bache" que le ha hecho perder la sede de La Herradura cedida por el Ayuntamiento de Almuñécar, que no parece dispuesto a renovar el contrato.

El presidente de la Estación Náutica, Luis Pellejero, alegó problemas económicos para justificar la falta de funcionamiento y la inminente pérdida de su sede. Pero lejos de mostrarse contrariado ante la medida consistorial, afirmó que para funcionar la entidad "no necesita unas instalaciones de esa envergadura", sino "una mesa con ordenador y teléfono".

Oficialmente todavía no se le ha notificado a la Estación Náutica la decisión de no seguir cediéndole la sede -que lleva algunos meses cerrada-, pero "el contrato finaliza a mediados de mayo", señaló el presidente, y todo apunta a que el Ayuntamiento recuperará las instalaciones "para realizar las obras de mejoras que necesita y sufragar sus costes de mantenimiento, ya que la asociación no ha tenido presupuesto suficiente". Ante esta situación, la entidad confía en que algún municipio de la Costa le ofrezca una oficina, porque "no necesariamente debe ser un local cara al público". No obstante, está a la espera de que se le comunique oficialmente la no renovación del acuerdo.

La asociación, que aglutina a empresas del sector turístico de la comarca y la provincia con fines promocionales, reconoce que para salir adelante "necesita de la financiación y apoyo institucional". Pellejero destacó que "las estaciones náuticas de España que funcionan es porque tienen un buen presupuesto que proviene de las instituciones".

La ubicación de la sede de la Estación Náutica fue en su día motivo de polémica en el seno de la Mancomunidad de Municipios, ya que tanto Motril como Almuñécar pugnaban por acogerla. Finalmente, en el marco del anterior pacto de gobierno del organismo comarcal, se resolvió que quedara para éste último, que cedió un solar en primera línea de playa de La Herradura. Éste fue acondicionado gracias a una subvención de la Consejería de Turismo y Deportes, que incluía dependencias administrativas y una piscina tematizada, pero tras dos años de funcionamiento, la actividad de la Estación Náutica no ha sido la esperada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios