Fermasa, la pasarela Cibeles de los mejores modelos caninos

  • La Sociedad Canina de Andalucía Oriental celebró ayer en la Feria de Muestras la XXVIII Exposición Canina Nacional · Hoy se celebra el concurso internacional

Secadores, planchas, rulos y hasta algún que otro apresurado cambio de vestuario convirtieron ayer los tres pabellones de la Feria de Muestras de Armilla, Fermasa, en un backstage que poco tenía que envidiar al de la pasarela Cibeles. Eso sí, Fermasa sustituyó a las modelos y a los grandes y excéntricos diseñadores por más de 900 perros y sus amos, que decidieron pasar el día de San Valentín en compañía de su mejor -y muy acicalado- amigo.

Y es que ayer la Feria de Muestras de Armilla celebró la XXVIII edición de la Exposición Canina Nacional, que cada año organiza la Sociedad Canina de Andalucía Oriental para premiar a los mejores modelos perrunos. La exposición, en la que participaron alrededor de 650 personas de todo el territorio nacional y sus 900 perros, tiene hoy su réplica internacional, en la que participan casi 1.000 'maniquíes' venidos de todo el mundo y que alcanza su edición número 25.

El presidente de la Asociación Canina de Andalucía Oriental, Adrián Argente, aseguraba ayer que las exposiciones que organizan cada año, que están dirigidas a los "amantes de los perros", tienen como objetivo "encontrar el ejemplar que más se acerca al prototipo ideal de la raza". Los jueces eligen, realizando el más minucioso análisis morfológico -estudian con lupa desde la forma de la cabeza hasta los andares-, a los mejores ejemplares de las cuatro categorías en las que se divide el concurso (cachorro, joven, abierta y campeones), que compiten dentro de su propia raza y sexo. Después, el mejor modelo de cada raza -independientemente de que sea macho o hembra- va a la gran final. La de ayer la ganó un ejemplar de Golden Retriever. En segunda posición se quedó un coqueto Yorkshire Terrier y el tercer lugar del podio canino fue para un modelo de Husky Siberiano.

La competición -a la que la mayoría de los perros era totalmente ajena- fue muy reñida y los nervios de los amos se dejaban sentir en el ambiente. Como si de grandes divos se tratasen, los participantes -criadores profesionales sobre todo, aunque también había algún que otro grupo de jóvenes con Bulldogs y Pitbull que, a decir verdad, poco tenían que hacer contra sus competidores- limpiaban, peinaban y perfumaban a sus perros antes de pasearlos ante el jurado.

"Llevamos 10 años compitiendo y siempre lo hemos hecho con galgos afganos. Y lo que más nos gusta es el ambiente, la tensión", explicaban ayer José Luis Amezcua y Sabrina Douret, una pareja de sevillanos que se dedica a la cría de ejemplares de esta elegante raza.

Justo después de ganar en la categoría intermedia con su Yorkshire Terrier, María Antonieta Camba indicaba que, después de viajar con sus perros por todo el mundo y ganar en Suecia, México, Portugal, Bulgaria y Perú, la cría de sus coquetos perros sigue siendo un hobby. Eso sí, sólo apto para los amantes del espectáculo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios