Provincia

El Gobierno da prioridad al tramo granadino de la autopista eléctrica

  • Energía se compromete a enviar a la Diputación un informe con la inversión mínima de las empresas para poder ejecutar la línea

Comentarios 1

La autopista eléctrica en el norte de Granada se pone a la cola de todos los proyectos que están a la espera de conocer las inversiones europeas a partir de 2020. Metro, soterramiento, acelerador de partículas... y ahora la línea Caparacena-Baza-La Ribina. "Las directivas europeas establecen ambiciosos objetivos en materia de renovables para la década 2020-2030 y los promotores pueden trabajar ya en promover la tramitación de las líneas que sean necesarias y realistas en dicho horizonte", señaló ayer el secretario de Estado de Energía, Daniel Navia, tras reunirse con los presidentes de las diputaciones de Granada, Jaén y Almería en la sede del Ministerio de Energía y Turismo.

En el otro lado de la mesa negociadora, y después de que el proyecto quedara fuera de los Presupuestos Generales del Estado para 2018, los representantes de las instituciones provinciales señalaron que el Gobierno sigue manteniendo la duda de que exista un verdadero músculo empresarial detrás del proyecto para poder llevarlo a cabo. Y la gran novedad de la reunión es que se avanzó en la posibilidad de dividir el proyecto en dos fases para comenzar con el tramo Caparacena-Baza, "que tiene todos los informes de impacto ambiental que caducan a finales de 2019 y es un tema de preocupación general", señaló José Entrena, presidente de la Diputación de Granada, que informó de que la Secretaría de Estado tiene que notificarles en los próximos días la inversión mínima de las empresas "que tendría que estar comprometida mediante avales para poder ejecutar la línea". Tras conocer esta información de tipo económico, el plan de trabajo es convocar una nueva reunión con la Junta de Andalucía y las empresas de energías renovables interesadas en hacer las inversiones "para ver si se consigue ese mínimo" que exige el Gobierno. "En caso de tenerlo nos aseguran que se acelerarán los proyectos", según explicó Entrena.

Más contenido se mostró el secretario de Estado de Energía, quien a la vista de los plazos necesarios para la tramitación y posterior construcción de la línea eléctrica, afirmó que "no es realista" considerar una puesta en marcha antes de 2020. "Entre tanto, están en tramitación varios refuerzos de la red en esta zona que garantizan de forma suficiente la seguridad del suministro", señaló Navia, que recordó que las actuales subastas de renovables exigen la puesta en servicio antes del fin de 2019, fecha en la que sería "imposible construir la línea que se pretende". Sin embargo, Daniel Navia adelantó que los proyectos renovables existentes en el área podrán ser incorporados en el futuro.

El representante del Ministerio de Energía, pese a rebajar las expectativas de los presidentes de las diputaciones, señaló que la línea eléctrica Caparacena-Baza-La Ribina está actualmente recogida en la Planificación Eléctrica, lo que permitirá a Red Eléctrica continuar su tramitación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios