Hallan el cadáver de una trabajadora de ayuda a domicilio en un pozo en Cúllar

  • El cuerpo no presenta signos de violencia, por lo que la principal hipótesis es el accidente

El cadáver de la trabajadora de ayuda a domicilio que fue encontrado anoche en el pozo interior de una vivienda de Cúllar (Granada) no presentaba signos aparentes de violencia, por lo que la Guardia Civil mantiene la hipótesis de que este suceso haya tenido una causa accidental.

Un portavoz del instituto armado ha informado hoy a Efe de que será la autopsia la que determine, en cualquier caso, las causas exactas del fallecimiento de esta mujer de 44 años, cuya desaparición fue denunciada en la tarde de ayer.

Según la Guardia Civil, encargada de la investigación, la trabajadora de ayuda a domicilio, vecina de Cúllar, había acudido hasta un inmueble de la calle San José de esta localidad, donde al parecer se encargaba del cuidado de una persona mayor.

Dado que durante un tiempo esta mujer no pudo ser localizada ayer, su desaparición fue denunciada sobre las 19.00 horas y, unas dos horas más tarde, su cadáver fue encontrado en el pozo de un sótano de la casa a la que había acudido.

El Servicio de Emergencias ha detallado que el rescate del cadáver del pozo, de unos 30 metros de profundidad, tuvo lugar minutos después de las 22.00 horas.

Desde el 112 se activó además al Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Desastres del Colegio de Psicólogos, para prestar atención a los familiares de la víctima, y también se informó al centro de Inspección de Trabajo en Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios