Ingemetal desmiente las acusaciones de los trabajadores despedidos

  • La empresa gestora de las plantas solares asegura que el problema es que a algunos empleados de Andasol I no se les ha renovado el contrato para Andasol II

La empresa Ingemetal, que gestiona la plantas solares Andasol I y Andasol II, ha querido salir al paso de la denuncia y las acusaciones vertidas por algunos de los trabajadores supuestamente afectados por las malas condiciones laborales y que han sido víctimas de despidos en los últimos días. Los responsables de la empresa se mostraron ayerindignados con las informaciones vertidas por los denunciantes e incluso aseguraron que han recibido diversas amenazas en los últimos meses.

El responsable de planta de Ingemetal y coordinador de las tres subcontratas, Joaquín Gracia, explicó que lleva en este proyecto desde mediados del año 2006 y que, desde entonces, su empresa desarrolla "una política que para nada es agresiva". Sobre los despidos, Gracia indicó que ya le ha dado explicaciones a muchos alcaldes, como los de Alquife y Aldeire, y recuerda que "Andasol II es una obra distinta a Andasol I, lo que significa que son dos obras y dos contratos totalmente distintos" y que la empresa no tiene la obligación de contratar para una planta a los mismos trabajadores que contrató para la primera.

Porque esta -la extinción y no renovación de su contrato- es, según Joaquín Gracia, la situación en la que se encuentra la mayoría de los trabajadores denunciantes. De hecho, el responsable de planta de Ingemetal negó rotundamente que sean 50 los trabajadores despedidos.

"Aquí sólo ha habido cuatro despidos como tal, cada uno por sus razones. Por otro lado, hay nueve personas de Andasol I a las que no se les ha renovado el contrato", explicó Gracia, que añadió "que la gente no asume que si se les despide o no se les renueva es porque no son trabajadores aptos para estar" en Ingemetal. Con todo, el responsable de planta de Ingemetal explicó que "el 80 por ciento de los trabajadores que terminaron en Andasol I ha sido renovado para Andasol II".

Además, Joaquín Gracia negó que la empresa tenga algún compromiso firmado para contratar a gente del Marquesado. "Lo único que tenía era un compromiso, no un contrato", que se alcanzó para recibir una subvención de la Junta para llevar a cabo el cursillo de formación de dos meses que precedió a los contratos de personal. "Soy una empresa privada y no tengo la obligación de contratar a nadie", explicó Gracia, molesto porque nadie parece acordarse de que Ingemetal "es la única empresa de la zona que tienen a 50 trabajadores de la comarca".

Las declaraciones de Gracia se produjeron después de conocer que el Ayuntamiento de Guadix apoya a los denunciantes y que llevará al próximo pleno una moción en la que pide a Ingemetal "la readmisión de todos los trabajadores despedidos". El responsable de Ingemetal señaló que atiende "todos los puntos menos uno", ya que no puede readmitir a nadie en una obra que ya ha acabado, la de Andasol I.

Sobre las acusaciones de las malas condiciones laborales, los propios trabajadores de Ingemetal aseguraron que la empresa se ha comportado perfectamente con ellos. Además, los empleados tacharon de falsas las acusaciones de los despedidos y señalaron que estaban motivadas por dos cabecillas que no rendían en el trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios