Intentan incendiar la casa de un concejal

  • La Guardia Civil investiga el siniestro, al parecer provocado, en el domicilio del edil de Urbanismo

Fue sólo un susto, pero pudo ser algo bastante más grave. Según los primeros indicios, el concejal de Urbanismo y primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Chauchina, José Miguel Martos Sánchez fue objeto de un atentado del que afortunadamente salió ileso. En concreto, y según denunció el edil, de IU, alguien incendió de forma intencionada la puerta de su domicilio. Por suerte era de acero blindado, lo que evitó males mayores.

Los hechos se produjeron el sábado por la noche en la avenida El Sauce, donde vive el concejal. La puerta fue rociada con un líquido inflamable y seguidamente le prendieron fuego. No llegó a arder, pero el humo sí que entró en la casa. José Miguel Martos y su mujer, que estaban durmiendo, se despertaron y tuvieron tiempo de reaccionar. El suceso fue denunciado posteriormente en el puesto de la Guardia Civil de Santa Fe, que ha abierto una investigación encaminada a encontrar a los responsables.

Martos es el responsable de Urbanismo en Chauchina y de un tiempo a esta parte el cargo le estaba dando muchos quebraderos de cabeza, en forma de insultos y amenazadas. Dentro de su partido hay quien asegura, como el coordinador provincial, Pedro Vaquero, que detrás del incendio ha de estar alguien enfadado porque se le haya frustrado alguna iniciativa. "A veces los intereses urbanísticos son tan tremendos que no se paran ante nada", declaró.

Sin embargo, la alcaldesa de Chauchina, María del Carmen Pérez, cree que algunas de las amenazas recibidas por el concejal de Urbanismo, más que con su responsabilidad, tienen que ver con el mal perder de algunos seguidores del PSOE, que gobernó la localidad en el anterior mandato. La alcaldesa, no obstante, no ha relacionado eso con el incendio.

Mientras se aclara la situación, lo cierto es que José Miguel Martos tiene miedo. Primero fueron las amenazas y los insultos, después algunos anónimos que recibió en su domicilio y ahora algo que es bastante más grave. Ya empieza a temer por su vida y la de su gente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios