Llegan los barcos a la primera marina seca de la Costa

  • Marina Park ofrece 200 nuevos puntos de atraque, de los cuales ya están reservados 26 · Algunos propietarios de barcos tienen que llevar sus embarcaciones a puertos vecinos

Hay provincias de interior que tienen más amarres que Granada. A la lista de históricas carencias de infraestructuras en la Costa Tropical, se han sumado desde algunos años la de insuficientes amarres, con una lista de espera interminable en época de bonanza y una razonable demanda actual, ya que este sector suele estar formado por personas de alto poder adquisitivo. Y hay que tener en cuenta que Granada tan sólo dispone de las 373 plazas conjuntas del Club Náutico y de Marina del Este, lo que hace que algunos propietarios tengan sus embarcaciones en puertos de otras provincias vecinas como Adra.

Como consecuencia de este panorama, surge un proyecto como Marina Park, que actualmente es la única marina seca dentro de un puerto de la Costa granadina y que oferta 200 nuevos puntos de atraque, de los cuales ya están reservados 26 y a finales de septiembre esperan llegar a los 50, un 25 por ciento de su capacidad total. Según su gerente, Juan Antonio Béjar, "estamos por encima de las previsiones que nos habíamos fijado, ya que pensábamos tener 50 hasta diciembre". El lleno lo esperan alcanzar en un plazo de dos años.

Y eso que aún no han abierto sus puertas. Béjar no puede desvelar la fecha exacta, porque ahora todos los esfuerzos se concentran en ultimar los trabajos para que las instalaciones estén en total funcionamiento cuanto antes. Sin embargo, cree que será una realidad en los próximos días. De hecho, ya están recibiendo los primeros barcos para almacenaje.

Así, estos días el lugar ubicado junto al Club Náutico de Motril es un ir y venir incesante de operarios y máquinas y se empieza a dibujar su distribución. En concreto, ya hay una parte del muelle terminada.

Cuando finalicen las obras, habrá -además del espacio para los 200 barcos-, 42 plazas de aparcamiento privado, club de actividades náuticas, un edificio para impartir titulaciones como capitán de yate o patrón de moto náutica, una zona de reparación o un taller privado.

Sus clientes presentan un perfil "muy variado": Cuentan con propietarios de barcos de Granada, Motril, Madrid, Jaén, Fuengirola, Sevilla o Argentina, aunque el gerente reconoce que la mayoría son nacionales.

Marina Park había estimado que la apertura se produjera en mayo, pero debido a una serie de trámites burocráticos, se ha retrasado, circunstancia que les ha hecho perder algunos clientes, aunque "ya vuelven con nosotros", se muestra optimista Béjar.

La firma destaca las ventajas de una marina seca respecto a un puerto deportivo, y es que "ofrece la posibilidad de que los barcos descansen en seco, ahorrando en conservación y mantenimiento". Además, existe la seguridad de que el barco podrá ser botado, varado o almacenado en seco, independientemente del estado del mar. En este caso concreto, al estar en el interior del Puerto de Motril se garantiza poder embarcar o desembarcar cómodamente siempre que se quiera. "Una simple llamada y nuestro personal botará el barco junto a un pantalán de servicio, para que cuando llegue el propietario pueda salir a navegar sobre la marcha, tanto en invierno como en verano, de día o de noche", asegura la empresa.

La Autoridad Portuaria convocó un concurso público para adjudicar una concesión administrativa en zona náutico deportiva y zona de reparación de buques en la dársena interior del Puerto de Motril. De las dos firmas que se presentaron, lo ganó Marina Yacht Park S.L., que lo explotará en principio durante diez años. La adjudicación se produjo el 2 de junio de 2011.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios