Loro Sexi: 25 años con la ilusión renovada

  • El Parque Ornitológico ha experimentado grandes mejoras en el último año

Sergio Sebastiani / almuñécar

El Parque Ornitológico Loro Sexi de Almuñécar, una de las instalaciones de ocio más emblemáticas de la Costa Tropical, acaba de cumplir su vigésimo quinto aniversario. Los casi dos centenares de aves que alberga, de más de cuarenta especies diferentes, han sido responsables durante este tiempo del disfrute tanto de vecinos como de visitantes, entre los que destacan los extranjeros del resto de Europa, que son los que más afición demuestran por las aves exóticas.

Cacatúas, guacamayos o loros son tal vez los más populares debido a su nivel de interacción con el visitante, aunque el parque dispone de otras aves que llaman la atención por su vistosidad, su elegancia y sus colores, o también por su interés biológico. Entre éstas últimas destacan algunas que se encuentran en peligro de extinción como los jacintos -los loros más grandes del mundo- o los calaos -que los cuidadores protegen como oro en paño-.

Las escenas de niños hablándoles a los loros son de las más vistas en el parque, e incluso hay aves que se han hecho muy populares y muchas personas repiten sólo para verlas. Es el caso de la cacatúa Paquita, la más buscada por personas que a menudo pasan por el parque.

Desde hace un año esta instalación está gestionada por la empresa Bluedisplays, también concesionaria del Acuario sexitano, que en este periodo ha realizado varias mejoras para incrementar el bienestar de las aves. Por tanto, este primer cuarto de siglo de vida del parque llega con varias novedades en cuanto a su estructura, que podrán notar aquellos que no lo hayan visitado en el último año.

Dentro de las mejoras realizadas en este periodo destaca la naturalización de las jaulas o el enriquecimiento ambiental de todos los habitáculos donde conviven infinidad de aves tropicales. Según Óscar Jiménez, director del Loro Sexi, esto consiste "en ofrecerles a las aves juegos y elementos de entretenimiento e interacción, como por ejemplo cuerdas, para que ellas investiguen y vivan en las mejores condiciones". Asimismo, asegura que desde que se realizaron estas mejoras "se está viendo la mejoría en el aspecto psicológico, ya que se las ve más contentas y su plumaje está cada vez más brilloso", a la vez que "se mejoró la dieta específica de cada especie, lo que está dando poco a poco sus frutos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios