La Mancomunidad, en manos de Convergencia

  • Aunque el PP da por ganado el gobierno del ente, la formación de Benavides podría inclinar la balanza a favor del PSOE

El PP no lo tiene todo ganado en la Mancomunidad de Municipios de la Costa Tropical. Así lo quiere hacer notar el resto de partidos, que no dan el gobierno del ente supramunicipal por perdido. El PP, hasta ahora, puede contar con 15 vocales fijos en los municipios en los que ha conseguido mayoría absoluta: Los Guájares, Gualchos, Lújar (resultado provisional, hasta que no se resuelva la denuncia del PSOE), Molvízar, Motril, Murtas, Otívar y Turón. El resto está por decidir por las corporaciones constituidas el pasado 11 de junio en las que hay pactos pendientes. Esto es lo mismo que decir que Albuñol, Almuñécar, Polopos, Salobreña y Vélez de Benaudalla tienen en su mano mantener lo previsible (que el PP gobierne) o dar un giro a una realidad que aún sin forjar.

La fórmula más fácil hubiera sido reeditar un pacto PP-CA. Sin demasiadas complicaciones, se habría llegado a los 20 vocales que representan la mayoría absoluta que se necesita para constituir la junta general de la Mancomunidad en primera votación. Incluso podrían haber alcanzado los 22, contando los 15 seguros del PP, 1 de CA, más 4 y 2 respectivamente de Almuñécar y Albuñol, de haberse dado el caso. Sin embargo, todo apunta a que después de la "maniobra" del PP realizada en Almuñécar volver a ser socios de gobierno en esta entidad local es más que difícil. De hecho, fuentes cercanas a esta formación confirman que no ha sentado nada bien lo ocurrido en la ciudad sexitana, máxime cuando "se había llegado a un acuerdo leal en Albuñol". Las mismas fuentes citan palabras textuales de Javier Arenas pronunciadas el 9 de mayo en Almería: "No puede ser que haya ganadores en las urnas en la oposición y que los que están en los despachos sean los que gobiernen". A pesar de todo, su formación "no descarta" realizar acuerdos con cualquier partido.

Sin CA, el PP tiene que buscar los 5 vocales que le faltan para gobernar de otras fuerzas políticas y, por el panorama que hay en las poblaciones en las que se decide, no lo tiene tampoco nada fácil. Con el apoyo del PA (ya anunciado por algunos de sus representantes) no tendría suficiente.

Convergencia Andaluza se convierte en una llave apetecible tanto para PP como para PSOE, porque su voto puede decantar los representantes de Almuñécar y de Albuñol. En la mano del PSOE está gobernar una Mancomunidad que hace años que perdieron. El último socialista que mandó en ella 15 días fue Gonzalo Fernández, casualmente el mismo que podría convertirse ahora en presidente de la misma. La pelota está en el tejado del Partido Socialista, que tiene que negociar hábilmente para hacerse con el poder. Pero también tiene que sopesar si sus ganas de apartar a la formación de Benavides son mayores que las de gobernar.

Las matemáticas dicen que podrían lograr 19 vocales en segunda votación si unen sus fuerzas PSOE y CA. A esta alianza se podrían sumar aparte IU y Pedro García, de La Mamola, quien ya avisó que es más probable que apoye al PSOE que al PP por proximidad ideológica.

Así pues, aunque el PP da la Mancomunidad por ganada, los otros partidos no piensan igual y están moviendo ficha para ver qué ocurre en estos meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios