Ministerio, agricultores y Junta se gasta 24 millones para modernizar los regadíos

  • Se podrá ampliar la superficie cultivable en subtropicales y hortalizas bajo plástico · El ahorro de agua es la gran reforma

La modernización de los regadíos que unen Motril y Carchuna van a permitir ampliar la superficie cultivable tanto en subtropicales como en hortalizas bajo plástico y al aire libre, gracias al aprovechamiento al 100% del agua. Con ello se ha realizado una clara apuesta por situar la agricultura de la Costa en el siglo XXI y como una de las más modernas de todo el territorio nacional, según indicó el secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu.

Para Puxeu, es una "obra importantísima" que beneficiará a cultivos tropicales y bajo plástico" con una modernización del sistema de regadío que beneficia a más de 2.400 agricultores de la zona y ha supuesto una inversión de más de 24 millones de euros, financiados en un 60% por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. La Consejería de Medio Ambiente ha aportado en torno a cinco millones de euros y los agricultores han sufragado el resto de la inversión, otros cinco millones de euros.

Este nuevo sistema supondrá la modernización de 2.535 hectáreas y tiene una importante repercusión económica al permitir la ampliación de la superficie cultivada pasando los cultivos subtropicales de las 1.267 actuales a 1.707 hectáreas; hortalizas bajo plástico de 1.014 a 1.334, y al aire libre de 254 hectáreas a 296. Además, supondrá un ahorro de 4.000 metros cúbicos al año por hectárea. El agua llegará a las parcelas en mejores condiciones al estar filtrada y presurizada, según los datos del Ministerio.

Puxeu ha manifestado que la inversión en la mejora de regadíos "consolida unos cultivos de primor que generan mano de obra" tanto en la producción como en la comercialización y el transporte.

El secretario de Estado se encontraba acompañado por la consejera de Agricultura de la Junta, Clara Aguilera; el alcalde de Motril y presidente de la Mancomunidad, Carlos Rojas; así como el presidente de la comunidad de regantes, José Rodríguez García.

Para la consejera, el objetivo de esta inversión es lograr un uso más racional del agua, lo que supone beneficios económicos y mejoras medioambientales para la zona. Aguilera recordó que la apuesta de la Junta por el regadío, que "es clara por lo que supone de competitividad en la agricultura y en la creación de riqueza y empleo".

Las actuaciones realizadas introducen mejoras en 448 kilómetros de tuberías en la red secundaria de distribución, 538 hidrantes colectivos y 3.067 tomas en parcela con contador y electroválvula, así como la ejecución de más de 113 kilómetros de conducciones, la construcción de seis estaciones de presurización dotadas de equipos de filtrado con una potencia instalada de 2.410 Kilovatios y la construcción de dos depósitos de regulación con un volumen de 4000 y 900 metros cúbicos, respectivamente.

Carlos Rojas calificó la obra realizada como "muy importante" para toda la zona, por lo que "vivimos un día histórico" .

Por su parte, el presidente de los regantes señaló que "esta obra supone un paso muy importante ya que con este nuevo sistema se evita la contaminación a la vez que aprovechamos al 100% un importante recurso para los agricultores como es el agua".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios