Obras Públicas no responde al deterioro del Puente de Hierro

  • La Junta lleva meses sin contestar la petición del Ayuntamiento

Conforme van pasando los meses, en el Ayuntamiento de Galera se teme que llegará el año 2011 sin que la Delegación provincial de Obras Públicas le haya contestado a las demandas sobre el conocido puente de hierro de la localidad.

Dicho puente, que el próximo año cumple cien años, se encuentra en una situación delicada. Los deterioros son cada día más evidentes y el Consistorio está preocupado por su conservación.

Por ello se ha dirigido, en repetidas ocasiones, a Obras Públicas con la intención de que técnicos en la materia se desplacen a la localidad para proceder a una inspección y estudio que valore el verdadero estado de este monumento local. Hasta la fecha, el silencio más absoluto es lo único que ha obtenido el Ayuntamiento de parte de dicha administración.

Técnicamente se trata de un tramo metálico continuo de tres vanos, de 30,75 metros cada uno, lo que le da una longitud total de 92,75 metros. Su anchura es de 6 metros y su máxima altura sobre el río alcanza los 9. Su construcción, que duró varios años, fue un acontecimiento no sólo local, sino comarcal, ya que solucionaba el grave problema del paso del río a los carruajes que iban desde Puebla de don Fadrique o Huéscar hasta Baza o Granada. Las revistas Blanco y Negro o La ilustración española y americana se hicieron eco de su inauguración en junio de 1911.

Durante más 50 años estuvo abierto al tránsito de todo tipo de vehículos al estar inserto en la carretera que une Huéscar con Baza. En los años sesenta del siglo XX, al incrementarse el volumen de vehículos que circulaban sobre él y al aparecer signos de grave deterioro en sus estructuras, se excluyó como paso de vehículos y se incorporó como una calle más de la localidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios