El PP pide la cesión de los diputados de IU "desleales" con la familia Guerrero

  • Insta a Martínez Caler a que coja las riendas del conflicto con el legado del pintor

El Grupo Popular en la Diputación de Granada instó ayer al presidente del organismo provincial, Antonio Martínez Caler, a que asuma su responsabilidad sobre el futuro del Centro Guerrero, cesando de forma "fulminante" a los dos diputados de IU que "han dado sobradas muestras de negligencia y deslealtad" en sus negociaciones con la familia Guerrero.

El portavoz del PP en la Diputación, José Antonio Robles, confirmó que hoy su formación ratificará por escrito la petición de que los diputados de IU en la Administración provincial, María Asunción Pérez Cotarelo y Julio Bernardo, "abandonen sus funciones por haber abusado de sus cargos políticos al convertir la decisión sobre la obra en una cruzada personal contra los herederos del pintor".

Robles aseguró que "el daño hecho por los miembros de IU, incluidas las desafortunadas declaraciones de su coordinador provincial hacia la permanencia de la obra en Granada, es irreparable". Por ello, Martínez Caler "no puede mantenerse un día más indiferente a la polémica levantada por IU y debe actuar como el presidente que es, cogiendo las riendas y solventando una guerra personal".

Además de la cesión de los dos diputados, el PP insta a la ampliación del comodato entre la institución y los herederos hasta junio de 2011, fecha en la que "confían retomar las negociaciones bajo un el nuevo Gobierno del PP".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios