El PSOE sopesa disolver la agrupación de Almuñécar por su indisciplina

  • La dirección rechaza su criterio de votar al PP para impedir la Alcaldía de Convergencia Andaluza · "Las decisiones sobre pactos no le corresponden", afirma Teresa Jiménez

Comentarios 11

La dirección provincial del PSOE opta por la línea dura y no sólo exigirá responsabilidades a los cuatro concejales de Almuñécar que permitieron que gobernara el PP, sino que extenderá su investigación a la asamblea local, que autorizó a los ediles a actuar de esa forma.

La secretaria provincial de los socialistas, Teresa Jiménez, dijo ayer que el expediente es por el momento informativo pero que bien podría acabar con la expulsión de los ediles. También es probable que se adopten medidas disciplinarias con la asamblea local porque, afirmó, no está "capacitada para decidir qué tipo de pactos deben intentarse", cuestión que en todo caso correspondería a la dirección provincial.

"La agrupación local puede ser expedientada en su totalidad", anunció la dirigente provincial, que explicó que es algo que decidirá la comisión de ética del partido después de escuchar a todas las partes implicadas. "Se le dará a todo el mundo las máximas garantías para que puedan exponer sus puntos de vista", prometió.

Pero Teresa Jiménez ni siquiera descartó que en Almuñécar pueda pasar en un futuro próximo lo mismo que en Motril: que el partido disuelva la agrupación local y que monte una gestora provisional.

En la práctica, eso significaría que el partido esté dirigido desde Granada, cosa que en Motril, a la vista de lo sucedido el 22 de mayo, ha tenido unos resultados desastrosos porque el PSOE, que tuvo como candidata a Flor Almón (secretaria de la asamblea que se disolvió) bajó de nueve a cinco concejales.

En Almuñécar hay otro problema añadido: sustituir a los cuatro concejales que van a ser expedientados si se decide su expulsión. Los que les siguen en la lista podrían tomar el relevo, pero también posicionarse a favor de la agrupación local y negarse. A todo esto se añade una cosa más: el riesgo de que cualquiera de los ediles electos tenga la tentación, a la vista de la apertura del expediente, de pasarse al grupo mixto. En cualquier caso, parece claro que al PSOE sexitano le espera una larga travesía del desierto.

Fue la parte más significativa de la intervención de Teresa Jiménez ante la prensa, en un descanso de la reunión de la comisión ejecutiva provincial. También habló de los pactos "antisocialistas" alcanzados por los populares en Loja o Armilla, de la negativa de IU a acordar con ellos "gobiernos de progreso" y del "ridículo" que está haciendo el PP en el actual traspaso de poderes. "Actúan con ruindad", resumió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios