Pasa a disposición judicial el dueño de un concesionario de Málaga por estafa en la matrícula de un coche robado

  • El vehículo fue robado en Zamora y la compradora fue una vecina de Motril, a la que la Guardia Civil detuvo el pasado 2 de marzo en un control de carretera en Almuñecar

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial al propietario de un concesionario de Málaga como presunto autor de los delitos de estafa y falsificación de documentos al vender a una vecina de Motril un vehículo robado en Zamora, al que colocó una matrícula falsa para dar apariencia legal.

Junto al dueño del concesionario, también está imputado el gestor de administración, al vender juntos el vehículo robado en Zamora, en julio de 2007, y dotarlo también de documentación falsa, según ha informado hoy la Guardia Civil en un comunicado.

La vecina de Motril supo que había sido estafada cuando una patrulla de la Guardia Civil de la localidad granadina de Almuñécar interceptó su vehículo el pasado día 2 de marzo en un control de carretera y comprobó que el número de bastidor y la matrícula del coche no coincidían.

Al realizar las comprobaciones de rutina, los agentes supieron que dicho turismo había sido robado en la provincia de Zamora el pasado 25 de julio de 2007, aunque las placas de matrícula correspondían a un turismo de las mismas características de un vecino de Málaga que no figuraba robado, por lo que había dos turismos circulando con la misma placa de matrícula.

El equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Almuñécar se hizo cargo de la investigación de estos hechos y comprobó que el titular de esa matrícula ya había denunciado en una comisaría malagueña, a finales del año pasado, la llegada de una multa por exceso de velocidad en Madrid, cuando él en esa fecha podía demostrar que no había estado en la capital española.

El propietario del concesionario ha manifestado a la Guardia Civil que compró el turismo en Madrid a un desconocido con acento sudamericano y que no comprobó la documentación del vehículo.

Al coche robado le habían colocado unas placas de matrícula de un turismo de las mismas características, matriculado en Málaga, y le habían preparado documentación falsa, por lo que "circulaba por Madrid con la matrícula doblada".

La Guardia Civil ha averiguado que, cuando el imputado detectó las deficiencias legales del vehículo, vendió el vehículo a la denunciante, contando para ello con la connivencia del gestor administrativo que le tramitaba la compra-venta de vehículos, motivo por el cual los dos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Almuñécar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios