Medio Ambiente

'Picaderos' para nutrias en el río Castril

  • Técnicos de Medio Ambiente y voluntarios han construido diversos refugios en el entorno del embalse del Portillo para favorecer la reproducción de esta especie, amenazada y considerada como de "interés especial".

Comentarios 1

Técnicos de la Delegación de Medio Ambiente de Granada y voluntarios ambientales han construido diversos refugios en el pantano del Portillo, dentro del Parque Natural de Castril para favorecer la reproducción de la nutria, una especie amenazada considerada como de "interés especial".

En el Parque Natural de Castril existe una división cada vez más fuerte entre dos poblaciones de nutria en el río, la de dentro y la de fuera del espacio protegido, ha informado la Consejería de Medio Ambiente en Granada, que apunta que, según el último censo, la población que habita dentro del Parque ha descendido, lo que pone en cierto peligro su viabilidad.

El proyecto que se ha puesto en marcha trata de ofrecer refugios temporales que faciliten el tránsito de las nutrias por el embalse aportando puntos protegidos para el descanso, donde puedan reproducirse.

Las nutrias habitan en riberas con un mínimo de cobertura vegetal indispensable para albergar sus madrigueras y refugios de cría.

Fuera del periodo de cría, la nutria se vale de diversos refugios temporales para descansar y pasar algunas noches, como cuevas naturales o madrigueras abandonadas entre la maleza.

Pero en la época de reproducción, precisan una madriguera algo más permanente y de ahí la puesta en marcha del proyecto.

Uno de los problemas que han surgido en la elaboración del proyecto han sido las escasas referencias que se tienen sobre la composición, ubicación y condiciones de utilización precisas de los refugios.

Por esto, los técnicos de la Delegación de Medio Ambiente han ideado una manera de crear esta madriguera artificial con las características que se conocen de la especie y basada en otras experiencias.

Se trata de ocho varas de madera (de alguna especie vegetal que habite en la zona en la que se van a construir) en forma de pirámide.

Las varas se unen entre sí con cuerda natural de cáñamo y se rellena con material de la zona como hojarasca, corteza de árboles o juncos.

Al refugio se le practica una abertura, que las nutrias utilizan para mantener vigilada su guarida y se instalan en los aledaños del río, con lo que toda la madriguera se construye con materiales biodegradables, recolectados en la zona, por lo que se incorporarán al medio sin causar ningún tipo de daño.

Todos estos trabajos se realizaron el pasado domingo con la colaboración de una docena de voluntarios ambientales del Parque Natural de Huétor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios