Santa Fe pide colaboración para "erradicar" el Dragón y reduce los accesos a la zona

  • El Ayuntamiento quiere que esta sea la última edición de la fiesta, que ha reunido a unas 900 personas

El alcalde de Santa Fe, Manuel Gil, pidió ayer colaboración a las administraciones central y autonómica para "erradicar" de cara al próximo año la conocida como Fiesta del Dragón, y que esta sea su última edición. Por su parte, el Ayuntamiento ya está reduciendo a dos los accesos por caminos públicos al paraje de Aguas Calientes del municipio granadino, donde este pasado fin de semana se reunieron unas 900 personas.

El alcalde explicó que esta medida se toma de cara a la "afluencia mayor" que se espera el próximo fin de semana después de que este lunes el grupo que allí permanece se haya visto reducido hasta unas 150 personas. Una vez pase esta semana, pequeños grupos permanecerán hasta final de marzo, según lo que está previsto conforme a la experiencia de años anteriores.

La Fiesta del Dragón de 2017 ha transcurrido en su primer fin de semana con "tranquilidad" y sin incidentes reseñables, indicó el alcalde de Santa Fe quien advirtió de que el Ayuntamiento -que, con el resto de administraciones, "ha tolerado" pero "no autorizado" esta fiesta- no "tiene medidas para erradicarla" por sí solo ni para controlar todos los incumplimientos de las ordenanzas municipales.

Manuel Gil solicitó en este sentido, colaboración a la Subdelegación del Gobierno para labores de "seguridad, planificación y seguimiento", y a la Junta de Andalucía en la vigilancia y "protección" de este entorno medioambiental próximo al parque periurbano de Santa Fe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios