Sergio Bueno no optará a presidir el Consorcio Vega-Sierra Elvira

  • El Ayuntamiento congela los sueldos del alcalde y de los dos ediles liberados

Los diecisiete concejales que forman la corporación municipal del Ayuntamiento de Santa Fe celebraron en la tarde de ayer su primer pleno extraordinario y, durante el mismo, el alcalde, Sergio Bueno, anunció que no continuará como presidente del Consorcio Vega-Sierra Elvira, entidad comarcal que ha dirigido durante los cuatro últimos años tras tomar el relevo de Jesús Huertas.

Será el primer teniente de alcalde, José María Aponte, quien representará a Santa Fe en el Consorcio, por lo que Bueno no podrá repetir en el cargo. Si bien, la nueva presidencia de este ente comarcal no se decidirá hasta finales del próximo mes de julio en la primera asamblea de constitución a la que estarán llamados los 24 ediles representantes de la comarca Vega-Sierra Elvira.

En la sesión se aprobaron medidas de austeridad y ahorro que pasan por la congelación de los sueldos del alcalde y de los dos concejales que tendrán dedicación -de los nueve en total que forman el equipo de gobierno-, con cifras "por debajo de lo previsto por las recomendaciones de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) durante el pasado año".

La principal novedad que ha presentado el alcalde, que gobernará durante los próximos cuatro años en coalición con IU, es la agrupación de las competencias en tres grandes áreas de gestión. Así, la concejalía de Economía estará al frente de José María Aponte (POSE) como primer teniente de alcalde; la de Urbanismo y Vivienda estará coordinada por una de las nuevas caras de este mandato, Manuel Gil (PSOE), como segundo teniente de alcalde, y por último, el área de Bienestar social y empleo la gestionará Rafael Rodríguez (IU), en quien recae la tercera tenencia de Alcaldía. Bueno ha explicado que esta forma de organización permitirá "una respuesta más eficaz y ágil a las necesidades de los vecinos" y "facilitará el control del gasto municipal de forma global".

En el capítulo de indemnizaciones que percibirán los grupos políticos (PSOE, PP, IU) para el desarrollo de su actividad, habrá un recorte de los ingresos en un 35% en el caso de PSOE e IU, si bien, en el caso del PP (que aumenta su representación de cinco a ocho ediles) se verán aumentados en casi un 10%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios