Terapia con arena, sol y mar

  • Educación tiene previsto crear dos nuevas aulas para niños autistas el próximo curso escolar · Ayer disfrutaron de una jornada de convivencia en la playa

Comentarios 1

Unas 70 personas, entre padres, familiares, monitores y niños, se concentraron ayer en la Playa de Poniente de Motril con motivo de la celebración del III Convivencia Provincial de aulas específicas de autismo de Granada. Este encuentro, organizado por los tutores de las nueve aulas activas en centros escolares públicos con la colaboración de la Consejería de Educación y de las concejalías de Acción Social, Educación y Deportes del Ayuntamiento de Motril, es una de las pocas de estas características que se celebran en el territorio nacional.

Carolina Velasco, portavoz del grupo familiar de las aulas de autismo, desveló el objetivo que les llevó ayer por la mañana al litoral granadino: "queríamos compartir un momento de diversión con los niños que sirviera de broche a los programas de intervención que realizamos con ellos durante todo el curso escolar".

Desde que hace ocho años empezó su andadura el primer aula en el colegio Victoria Eugenia, hasta las nueve que existen en la actualidad repartidas por toda la provincia (Parque de Las Infantas, Vicente Alexandre, Los Cármenes y Sierra Elvira, además de la pionera en la capital, el colegio San Miguel de Armilla, Capitulaciones de Santa Fe, San Miguel de Almuñécar y Los Álamos de Motril) el balance es muy positivo. Por ello, desde la Delegación de Educación de la Junta tienen previsto que para el próximo año se creen dos aulas más, una de Secundaria en Granada (la primera de estas características en la provincia) y otra más de Primaria en el Reina Fabiola de Motril.

El coordinador provincial de necesidades educativas especiales, José Rodríguez, comentó que en Granada hay unos 250 niños censados con el espectro autista, aunque sólo en estas nueve aulas reciben una educación especializada 45 menores, el resto son atendidos en clases ordinarias. La ratio del aula, un tutor y un monitor para un número de cinco niños, garantiza una estrecha relación con cada alumno.

La experta en autismo Alicia Esther Pérez, del equipo de orientación educativa especializada de trastornos generalizados del desarrollo subrayó la profesionalidad de los tutores: "para optar a estos puestos han de estar en posesión de las titulaciones en audición y lenguaje y pedagogía terapéutica, además de conocer sistemas de comunicación aumentativa y alternativa y de contar con experiencia en el trabajo con niños con autismo, para acceder a estas dos nuevas aulas, los candidatos además deberán superar una entrevista personal".

Así, estos profesionales llevan los últimos siete días despertando el interés de los pequeños por esta excursión a través de pictogramas en los que se detalla el programa. Pelota gigante, pompas de jabón, globos, minibasket fueron algunos de las actividades planteados en el circuito. Después del almuerzo en Katena, donde también disfrutaron de un castillo hinchable y minicars, alrededor de las 17:00 horas emprendieron el regreso a casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios