Veteranía a dos ruedas

  • Un centenar de motocicletas andaluzas con más de 50 años se dan cita en Motril

Comentarios 1

La reunión de motos antiguas Ciudad de Motril que ha organizado el Club Antaño de esta localidad hizo ayer historia. La organización pretendía que el evento fuera uno de los más especiales, dado el carácter simbólico de la fecha. La reunión ha adquirido este año la mayoría de edad al cumplir su décimo octavo aniversario y lo celebró por todo lo alto. Pese a la crisis, el evento logró un récord de inscripciones.

En concreto fueron cerca de un centenar de motocicletas las que iniciaron el trayecto y terminaron la concentración en las instalaciones del Hotel Robison en Playa Granada. La concentración del Club Antaño se ha convertido ya en uno de los referentes en Andalucía, lo demuestra el hecho de que hicieran acto de presencia motos llegadas desde distintos puntos de la comunidad autónoma. Y la mayoría de ellas con mas de cincuenta años de antigüedad

El Club Antaño Motril que es el decano de esta especialidad en Andalucía, demostró sus magníficas dotes de organización. La jornada se inició con un magnifico y suculento desayuno en el citado hotel. A continuación, a las doce de la mañana más de 70 kilos de sardinas en la playa de Motril esperaban a los participantes y acompañantes. En medio, visita a las instalaciones de la fábrica de azúcar de la Caleta en Salobreña, y un recorrido por la costa pasando por Motril donde hicieron una parada en plena plaza de España para ser la envidia de los transeúntes que pudieron contemplar cómo sus propietarios mantienen en plena forma los vehículos.

Algunos de los participantes dudaron a la hora de decidir qué moto se traían al evento ya que muchos de ellos cuentan con varios vehículos de este tipo. Es el caso de Miguel González, que con su Montesa Impala de los años cincuenta no dudó en presentarse en Motril. José Antonio Molina Yánez y María Carmen Amaro, con su flamante Montesa, Juan Manuel Amado y María del Pilar junto a sus hijos, Juan Antonio Rodríguez y familia con su Morini, Gerardo Rojas, Francisco Feixas con su nueva vespa con cerca de cincuenta años; todos intentaron pasarlo lo mejor posible, pero sin duda las motos fueron un gran éxito y la gran atracción entre los asistentes y turistas que estaban en la playa tomando el sol y que pudieron contemplar una improvisada exposición itinerante.

El acto termino con una comida y la entrega de distinciones a todos los participantes, ya que en esta reunión ganan todos. Lo único que pretenden es pasar un buen rato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios