La Villa Turística de Huéscar retrasa su apertura por problemas económicos

  • La Junta dice que funcionará "en semanas" pero el Ayuntamiento lo niega · El socio privado de Turismo Andaluz está al borde de la quiebra y la Consejería busca recambio

Comentarios 2

La Red de Villas Turísticas que creó la Junta de Andalucía en octubre de 2009 no pasa precisamente por su mejor momento, y eso incluye a los dos establecimientos que tiene en la provincia, en Bubión y en Huéscar.

El problema estriba en que el socio mercantil de la Junta en esta iniciativa, la empresa Hotelux, está al borde de la quiebra, lo que obligará a la administración autonómica a buscar a otro aliado para terminar de poner en pie un proyecto muy ambicioso (diez villas turísticas y hoteles con calidad de cuatro estrellas en las provincias de Granada, Almería, Cádiz, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla) pero que por ahora sólo se ha traducido en la apertura de cuatro centros, entre ellos el de Bubión.

El consejero de Turismo, Luciano Alonso, ha reconocido públicamente que Hotelux, una empresa que aportaba más de tres millones de capital social, "no ha estado a la altura", que en este momento está inmersa en un proceso concursal y que ya se está negociando con un nuevo socio gestor "para cuando se rescinda la relación societaria" con el anterior.

No obstante, Luciano Alonso quiso transmitir un mensaje optimista y dijo que el plan de rehabilitación y adecuación de las villas continúa en marcha y que se están "priorizando las que tienen un carácter más emblemático, las de mayor demanda y mejor ubicación". Mencionó que en la actualidad ya están abiertas y en funcionamiento las villas de Bubión, Láujar (Almería), Cazorla (Jaén) y Priego de Córdoba.

La villa turística de Bubión abrió sus puertas, tras la necesaria readaptación, el pasado mes de febrero. En principio sólo estuvieron disponibles apenas cinco de sus cincuenta casas, pero en la actualidad, según confirmaron ayer fuentes del sector turístico, están casi todas hábiles.

Entre esas actuaciones prioritarias de las que habló Luciano Alonso, la primera de ellas era la reapertura del Pinar de la Vidriera, en Huéscar, que en rigor no es un conjunto de villas turísticas sino un hotel. En su día fue una fábrica de vidrio, fue adaptada y hace siete años llegó a inaugurarse como complejo hotelero, pero no llegó a funcionar. Sí lo hizo, por un periodo de no más de cuatro meses, durante el año 2010, pero se cerró de nuevo. Según la Junta, estará en funcionamiento "en las próximas semanas", un dato que ayer no corroboró el alcalde de Huéscar, el socialista José María Martínez.

El regidor dijo que, según sus noticias, no había fecha fijada para esa reapertura y que por tanto no podía precisar si eso ocurriría más tarde o más temprano. También confirmó los problemas económicos de Hotelux y la intención de la Junta de ceder la gestión a otra empresa privada, aunque no entró a valorar si eso retardará o no los planes porque lo desconoce.

Empresarios del sector turístico mostraron su inquietud ante la situación, aunque lo hicieron desde el anonimato. "Para pequeños pueblos del entorno rural, este tipo de inversiones tan costosas suponen un empujón muy importante, una promoción que, si viene avalada por la iniciativa pública, como es el caso, ayuda mucho a impulsar nuestra economía".

Se extrañaron también de que Hotelux, que se presentaba como una empresa potente, haya pasado en menos de dos años a una situación casi de quiebra.

No obstante, tampoco quisieron ser catastrofistas. Saben que las tres entidades financieras que aportaron en su momento algo más de tres millones de euros (CajaGranada, Cajasol y Unicaja, ahora integradas en grupos de mayor calado) siguen apostando por el proyecto y que la Junta terminará por dar con un socio más consistente.

"Aun en una situación de crisis como la que hay, estamos seguros de que alguna cadena hotelera solvente y con experiencia en el sector se hará cargo de esa inversión. No creemos que ninguna de las villas que ya funcionan vaya a cerrar y que se pierdan puestos de trabajo", manifestaron.

La Red de Villas Turísticas se constituyó a principios de octubre de 2009 con un capital social de 9,5 millones de euros, que aportaban a partes iguales la Junta de Andalucía (a través de Turismo Andaluz), Hotelux y las tres cajas antes mencionadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios