El alcalde niega irregularidades en el censo

El alcalde de Güéjar Sierra, José Antonio Robles (PP), que ha sido citado a declarar como imputado el próximo 24 de enero por presunta alteración del censo electoral, negó ayer haber empadronado a ningún familiar y acusó al PSOE, que denunció los hechos, de engañar y calumniar.

Robles sostuvo, en un comunicado, que dispone de las pruebas para demostrar al PSOE que está "calumniando gratuitamente" al PP con acusaciones como que en su domicilio había empadronadas cuatro personas más además de él y su familia. Según Robles, el Juzgado de Instrucción 2 de Granada no se ha pronunciado sobre la veracidad de la denuncia y su citación a declarar forma parte de las diligencias abiertas en el procedimiento, "como rutinariamente se hace en todo proceso judicial".

Para el alcalde, que el PSOE y su portavoz en Güéjar Sierra impliquen en la denuncia a miembros de su familia demuestra "la categoría política y personal" del partido y de sus responsables en el municipio, que "amparándose en sus cargos políticos han intentado cargar" contra su entorno.

Robles criticó que el portavoz local del PSOE se haya atrevido a denunciar presuntas irregularidades en el censo electoral cuando, "si alguien ha votado y no vive en Güéjar Sierra es él", que según el alcalde reconoce que vive en Huétor Vega.

El alcalde, que sostiene que en su domicilio sólo vive con su mujer y sus dos hijos, mantiene que en ocho años y cuatro meses "jamás" ha empadronado a ningún familiar suyo, y precisó que los empadronamientos son "actos reglados y nunca pueden estar al antojo y capricho de ningún partido político".

Asimismo, mostró su convencimiento de que el juzgado archivará la denuncia y será entonces, agregó, cuando el PP actúe "en consecuencia".

Para Robles, el secretario de Política Municipal del PSOE de Granada, José García Giralte, "no tiene la suficiente altura política para defender el cargo que ocupa en la dirección provincial" de ese partido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios