La obra en el barrio Espíritu Santo permitereordenar los aparcamientos

  • La actuación integral ha supuesto una inversión de 747.200 euros

El Ayuntamiento de Motril ha puesto punto y final a las obras de urbanización del barrio Espíritu Santo, que han supuesto una inversión municipal de 747.200 euros, de los que 170.400 fueron aportados por la Mancomunidad en concepto de acometidas de abastecimiento y saneamiento. La actuación incluyó la remodelación de las calles Espíritu Santo y Alcázar de Toledo en su totalidad, así como sus transversales La Ribera, Castillo de Olite y Blas Infante.

El alcalde de Motril, Carlos Rojas, explicó que "debido al elevado grado de deterioro del trazado viario y pavimentación, y las deficiencias en redes e infraestructuras, ha sido necesario su acondicionamiento con una mejor distribución de aparcamientos y mejorar los espacios interiores para el disfrute vecinal".

La superficie total de actuación alcanzó los 10.800 metros cuadrados, de los que más de 8.000 corresponden a viales. Las obras de urbanización tenían como objetivo la renovación integral de todas las infraestructuras de saneamiento, abastecimiento, alumbrado, telefonía, electricidad y gas. Además, han conllevado la reordenación de los viales que distribuyen el tráfico a lo largo de la calles Espíritu Santo y Alcázar de Toledo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios