Los chiringuitos no se manifestarán si sigue abierto el diálogo con Costas

  • Quoniam sollicitudo storalis vera est causa, qua Ecclesia movetur ut id quod fideliterLos empresarios tienen la esperanza de llegar a un punto de acuerdo que satisfaga a todos

Mientras esperan que se constituya la mesa de trabajo a nivel regional propuesta por la Junta de Andalucía para alcanzar una solución sobre la renovación de sus concesiones, los empresarios de playa continúan manteniendo reuniones periódicas con el Ministerio de Medio Ambiente para seguir acercando posturas. Por el momento descartan la posibilidad de manifestarse masivamente en Madrid como se había anunciado, toda vez que el diálogo está abierto con la administración.

Cada dos semanas aproximadamente, directivos de la Asociación de Chiringuitos de la Costa Tropical, con su presidente Francisco Trujillo a la cabeza, se están desplazando hasta Madrid para reunirse con responsables de la Dirección General de Costas. Según explicó el titular de la entidad, el proceso de diálogo se está desarrollando "con total normalidad", señalando que "todavía estamos en el proceso de exposición de la problemática que hay en el sector, y cómo podemos solucionarla".

Trujillo valoró de forma positiva que "la voluntad ha cambiado con respecto a hace unos meses" por parte de las autoridades de Costas, por lo que "vamos a intentar por todos los medios buscar una solución que nos satisfaga a todas las partes", incluyendo a los ayuntamientos, que en muchos casos están pendientes de estas negociaciones para poner en marcha la reforma de paseos marítimos.

En lo que respecta a la Costa Tropical, el presidente de la Asociación se mostró optimista de cara a "solucionar la situación", recordando que "Granada es una de las provincias que probablemente tenga menos problemas, porque en su día fue la Dirección de Costas la que nos ubicó donde estamos".

Por otra parte, el colectivo granadino no se ha mostrado preocupado por los reveses que están sufriendo algunos establecimientos de playa de otras provincias andaluzas, como el derribo del emblemático Bar de Eduardo de Chipiona que tuvo lugar a mediados de abril, o el reciente precintado del Cool beach en Marbella, cuya demolición parece inminente. Trujillo desvinculó estas actuaciones de la polémica sobre la permanencia de los chiringuitos en las playas y afirmó que "son casos puntuales que no van de la mano del conjunto de la negociación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios