Las diputaciones reclaman más autonomía para gastar el superávit

  • La regla de gasto impuesta por el Gobierno central obliga a destinar parte a amortizar deuda

Los presidentes de las diputaciones de Granada, Sevilla, Jaén, Córdoba, Cádiz y Huelva, en la reunión de ayer. Los presidentes de las diputaciones de Granada, Sevilla, Jaén, Córdoba, Cádiz y Huelva, en la reunión de ayer.

Los presidentes de las diputaciones de Granada, Sevilla, Jaén, Córdoba, Cádiz y Huelva, en la reunión de ayer. / j. grosso / dipgra

Las diputaciones de Granada, Sevilla, Jaén, Córdoba, Cádiz y Huelva quieren autonomía local y provincial para realizar inversiones procedentes de su superávit, algo que actualmente impide la regla de gasto impuesta por el Gobierno central para las entidades locales. Así lo reclamaron ayer los máximos representantes de las diputaciones de Granada, José Entrena; Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos; Cádiz, Irene García; Jaén, Francisco Reyes; Córdoba, Antonio Ruiz y Huelva, Ignacio Caraballo.

Los representantes de estas diputaciones, que se reunieron en Granada, abordaron, entre otras cuestiones, las consecuencias que tiene para las entidades locales la aplicación de la regla de gasto del gobierno y, en concreto, para que los ayuntamientos y las diputaciones puedan realizar las inversiones que consideren convenientes con su superávit, incluyendo la posibilidad de desarrollar planes de empleo, de adquirir vehículos de servicios públicos para los municipios (bomberos, recogida de basura, policía local…) o de realizar inversiones en parques y otros espacios públicos.

Los presidentes de las instituciones provinciales insisten en que no están de acuerdo en que una buena parte del superávit tenga que destinarse a amortizar deuda. En una comparecencia pública, el representante de la Diputación de Granada, José Entrena, destacó como ejemplo que la institución que preside cierra el ejercicio pasado con un superávit de 43,6 millones, de los que 18,2 tienen que dedicarse a amortizar deuda cuando podrían invertirse para cubrir necesidades de los municipios.

En este asunto incidió el presidente de la Diputación de Sevilla y presidente de la FAMP, Fernando Rodríguez Villalobos, quien asegura que el 70% de las entidades locales de Andalucía tienen superávit. En este sentido, destacó que el superávit de los ayuntamientos andaluces asciende a 1.200 millones, a lo que habría que sumar 200 millones de las diputaciones andaluzas. "Queremos autonomía local para decidir en qué gastar el superávit", afirmó Villalobos.

Además, los presidentes compartieron experiencias sobre la implantación de la administración electrónica en los municipios. También abordaron las plantillas de las instituciones. Sobre ello, explicaron que desde el año 2010 no han podido realizar una oferta de empleo público, lo que está ocasionando importantes problemas de gestión.

Por ello, han planteado llevar una iniciativa a la FEMP para pedir al Gobierno que las instituciones provinciales puedan hacer una oferta de empleo público para cubrir las vacantes por jubilaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios