Los ecologistas denuncian la instalación sin trámite alguno de aerogeneradores

  • Aseguran que se les ha dado el carácter de "experimental", lo que consideran una excusa para saltarse la ley al respecto

Comentarios 6

La asociación ecologista Buxus denunció ayer la instalación de aerogeneradores en la Sierra de Lújar que incumplen la normativa ambiental vigente, gracias al acuerdo de 11 de enero de 2011, que los considera de carácter "experimental". La agrupación estimó que esta resolución es un "artificio" para saltarse la ley, que en ningún caso permitiría su ubicación, debido a los valores de avifauna de la zona. Ésta fue una de las consideraciones que se pusieron de manifiesto el pasado fin de semana en la asamblea de Buxus, que precisamente se celebró en la Sierra de Lújar, por la cual han iniciado una campaña con el objetivo de que sea declarada parque natural para proteger "sus excepcionales valores ambientales".

En esta reunión, los participantes constataron "el incremento de la presión sobre los recursos naturales" que se está produciendo como consecuencia de la crisis económica global y que está haciendo que las instituciones "se relajen" y que en algunos casos "desaparezcan los controles ambientales ante las actividades económicas".

Como ejemplo de esta política, se citaron otros casos aparte del de los aerogeneradores, como la construcción del futuro puerto deportivo privado de Playa Granada junto a la reserva natural de la Charca de Suárez o o los incendios que han devastado el Lugar de Interés Comunitario de la Sierra de Castell o el paraje de Cerro Gordo, junto a otras "graves amenazas", como la "presión para transformar las laderas situadas por encima de la cota 200 procedente de la especulación agrícola", como se quiere conseguir cuando se ponga en valor la Presa de Rules, que permitiría que se regase con su agua hasta las cotas 300 y 400.

En el plan de actuación para 2012 de Buxus figura el inicio de los trabajos para la documentación de un futuro libro sobre el Lugar de Interés Comunitario Karst de Calahonda, proseguir con las acciones para la reclamación de la protección de la Sierra de Lujar y la ampliación del LIC del Caletón, ampliar las actividades de voluntariado al programa Andarríos de la Junta de Andalucía, poner en marcha un programa de sensibilización contra los incendios en el entorno de la Sierra de Carchuna y reclamar la ampliación de la zona húmeda de la Charca de Suárez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios