La huelga de limpieza comienza con tranquilidad y poca basura

  • La empresa presenta hoy una oferta al comité de empresa de Limdeco, mientras los sindicalistas denuncian "presiones" del Ayuntamiento de Motril

Motril vivió ayer con tranquilidad su primer día de huelga en el servicio de limpieza, sin apenas basura acumulada debido a que la Nochebuena es una jornada en la que no se recoge basura en el municipio y a que un grupo numeroso de barrenderos decidió no secundar la huelga y salir a trabajar, más de los que establecían los servicios mínimos.

No obstante, todo apunta a que la huelga comenzará a notarse a partir de hoy, ya que el principal grupo de apoyo a la movilización está entre los trabajadores de la recogida nocturna de basura, que no fue retirada anoche salvo en lo fijado por los servicios mínimos, según explicó Juan Francisco Martín Molina, presidente del comité de empresa de Limdeco, empresa municipal de limpieza de Motril.

Martín denunció que la empresa "no ha querido publicar los servicios mínimos", a pesar de lo cual el comité de empresa cumplirá lo acordado en hospitales y mataderos, en los que se mantendrá el cien por cien del servicio.

Igualmente, criticó la "presión" que está ejerciendo el Ayuntamiento de Motril, cuyo concejal de Economía, Antonio Escámez, se presentó en la empresa junto con 20 policías locales para apoyar al grupo de barrenderos que no secundó la huelga y salieron a trabajar, un medida que ha considerado "excesiva" ya que "no íbamos a impedir que los compañeros que quisieran salieran a trabajar".

La convocatoria de la huelga indefinida por parte del comité de empresa de Limdeco ha propiciado una nueva reunión entre los representantes de los trabajadores y el gerente de la empresa.

No obstante, la empresa no lanzará una nueva propuesta a los trabajadores hasta hoy, por lo que la huelga tenía previsto continuar durante la noche, según el sindicalista. Desde las 12.30 horas se celebró ayer, en la Plaza de España de Motril, una asamblea de trabajadores en la que fueron informados, por parte del comité de empresa, del resultado de la reunión con la dirección y del transcurso de la huelga. Las reivindicaciones de los trabajadores pasan por incrementar su sueldo en lo correspondiente al IPC más un punto y medio en el caso de la plantilla y más dos puntos en el de los operarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios