El hundimiento de una calle deja un socavón de cuatro metros

  • El PP pide a la Diputación que libere fondos para que el Ayuntamiento arregle el subsuelo

Durante la noche del viernes, los vecinos del barrio de El Polvorín del municipio de Cuevas del Campo se vieron sorprendidos por el hundimiento de una calle y, como consecuencia de ello, de una casa cueva cercana al socavón de cuatro metros de diámetro. El alcalde de Cuevas del Campo, Ramón Mancebo (PP), lamentó ayer que la seguridad de los vecinos del municipio se vea comprometida por "el estado en el que el gobierno socialista ha dejado la red de abastecimiento y saneamiento de las calles".

El alcalde popular manifestó su inquietud por "los constantes problemas" que están teniendo con el subsuelo del municipio y "por la lentitud con la que el Partido Socialista, desde las instituciones desde las que pueden ayudar, está reaccionando a un problema que viene ya de lejos". De hecho, Mancebo aseguró que hace seis años se destruyó el muro de una calle -que aún continúa cerrada- y que el Ayuntamiento no ha podido hacer nada por la falta de medios. "Tengo claro que el dinero del Plan Zapatero lo voy a destinar a la mejora del abastecimiento y saneamiento de las calles del municipio, pero me hace falta mucho más dinero para arreglar el tremendo desastre que me ha dejado en herencia el anterior equipo de gobierno socialista", aseveró Mancebo.

Además, el regidor de Cuevas del Campo explicó que "en la Diputación de Granada están parados unos fondos que también se utilizarían para la mejora del subsuelo del municipio", pero que, aunque ya ha pedido que se liberen, "siguen allí parados mientras los vecinos de Cuevas del Campo viven alarmados porque las calles se hunden a sus pies".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios