El plan contra incendios comienza con la limpieza de los caminos rurales

  • La quema de rastrojos estará prohibida de junio a octubre en las zonas forestales

La Junta Local de Prevención y Extinción de Incendios de Motril se reunió ayer con el objetivo de organizar el Plan de Emergencia por Incendios Forestales en el municipio, que estará vigente durante toda la temporada de altas temperaturas. En el encuentro se informó sobre las actuaciones ejecutadas en distintas zonas rurales del término municipal para prevenir el inicio o la propagación de incendios.

La reunión estuvo presidida por el teniente de alcalde de Interior en funciones del Ayuntamiento motrileño, José García Fuentes, y contó con la presencia de representantes de la Delegación provincial de Medio Ambiente y de todos los cuerpos de seguridad, tanto Guardia Civil como Policía Local, Bomberos, Protección Civil y el Ejército del Aire.

Dentro del programa de organización, actuación y movilización de recursos propios o asignados para prevenir y combatir los incendios forestales, la Junta Local ha dispuesto una especial vigilancia en las zonas de mayor riesgo de Motril, especialmente donde los caminos rurales contienen mayor cantidad de masa forestal, en zonas como La Nacla, Cerro del Toro, Cerro de las Guías y la Sierra del Jaral, en el entorno del Conjuro. Todos estos viales han sido limpiados "para que estén en perfecto estado de circulación, y que en el caso de una posible extinción estén operativos y fácilmente accesibles", indicó García Fuentes.

Teniendo en cuenta las intensas precipitaciones que tuvieron lugar en primavera este año, el responsable de Interior señaló que "hay que procurar que toda esa masa combustible de matojos quemados se limpien, de tal manera que no sea fácil que ocurra un incendio forestal". También consideró necesario "contar con todos los medios a disposición para que si hay alguna negligencia por parte de algún ciudadano y se produce un incendio, estemos preparados para extinguirlo con total celeridad".

Según José García Fuentes, se está dando cumplimiento a los plazos establecidos por el Plan Andaluz de Emergencia para la quema de rastrojos, que estará prohibida de junio a octubre en todas las zonas forestales y en un contorno de 400 metros. A partir de esa distancia se podrá realizar esa actividad en verano, aunque extremando precauciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios